El Reino Unido está pidiendo una acción global urgente en respuesta a un informe de la ONU publicado hoy sobre la ciencia del cambio climático, que dice que el planeta se ha calentado más de lo estimado anteriormente.

Este informe, publicado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), es una severa advertencia de personas de la comunidad científica en todo el mundo de que la actividad humana está dañando el planeta a un ritmo alarmante.

El informe advierte que el cambio climático ya está afectando a todas las regiones del mundo y que, sin una acción urgente para limitar el calentamiento, las olas de calor, las fuertes precipitaciones, las sequías y la pérdida de hielo marino del Ártico, la capa de nieve y el permafrost, aumentarán, mientras que los sumideros de carbono se convertirán en menos eficaces para frenar el crecimiento de dióxido de carbono en la atmósfera.

El informe destaca que reducir las emisiones globales, comenzando de inmediato, con emisiones cero netas para mediados de siglo, daría una buena posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5 °C a largo plazo y ayudaría a evitar los peores efectos del cambio climático.

El primer ministro británico Boris Johnson señaló:

“El informe de hoy es una lectura aleccionadora, y está claro que la próxima década será fundamental para asegurar el futuro de nuestro planeta. Sabemos lo que se debe hacer para limitar el calentamiento global: dejar el carbono en el pasado y cambiar a fuentes de energía limpia, proteger la naturaleza y proporcionar financiación climática a los países que se encuentran en primera línea.

“El Reino Unido está liderando el camino, descarbonizando nuestra economía más rápido que cualquier país del G20 en las últimas dos décadas. Espero que el informe del IPCC de hoy sea una llamada de atención para que el mundo actúe ahora, antes de que nos reunamos en Glasgow en noviembre para la cumbre fundamental de la COP26.”

A medida que los eventos extremos son visibles en todo el mundo, desde incendios forestales en América del Norte hasta inundaciones en China, en Europa, India y partes de África, y olas de calor en Siberia, el presidente de la COP, Alok Sharma, ha estado negociando con gobiernos y empresas para aumentar la ambición climática global y tomar medidas inmediatas para ayudar a reducir a la mitad las emisiones globales en la próxima década y alcanzar emisiones netas cero a mediados de siglo para mantener a nuestro alcance el objetivo de 1,5 °C establecido en el Acuerdo de París.

El Reino Unido ya está mostrando liderazgo con planes claros para reducir sus emisiones en un 68% para 2030 y un 78% para 2035, lo que lleva a cero neto para 2050. Hoy en día, más del 70% de la economía mundial está ahora cubierta por un objetivo de cero neto: frente al 30% cuando el Reino Unido asumió la presidencia entrante de la COP. En mayo se estableció el primer G7 neto cero, y todos los países presentaron objetivos de reducción de emisiones para 2030 que los encaminaron hacia el logro de este objetivo para 2050. Sin embargo, el informe de hoy muestra que se necesitan más acciones con urgencia.

Se han logrado algunos avances desde que se firmó el Acuerdo de París en 2015. Se han presentado más de 85 Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) nuevas o actualizadas hasta 2030, que representan a más de 110 partes, para establecer cómo los países reducirán sus emisiones y abordarán el clima crisis.

En una reunión con la comunidad científica, Alok Sharma alentará a los países que aún no lo han hecho a presentar urgentemente NDC nuevas o actualizadas con sus planes para una acción climática ambiciosa antes de la cumbre vital COP26 que se celebrará este año en Glasgow, particularmente todas las principales economías del G20 que son responsables de más del 80% de las emisiones globales.

En respuesta al informe, Alok Sharma, presidente de la COP26 dijo:

“La ciencia es clara, los impactos de la crisis climática se pueden ver en todo el mundo y si no actuamos ahora, continuaremos viendo los peores efectos afectando vidas, medios de vida y hábitats naturales.

“Nuestro mensaje para cada país, gobierno, empresa y sector de la sociedad es simple. La próxima década es decisiva, hay que hacer caso a la evidencia científica y aceptar la responsabilidad de mantener vivo el objetivo de 1,5 °C.

“Podemos hacer esto juntos, presentando ambiciosos objetivos de reducción de emisiones para 2030 y estrategias a largo plazo con un camino hacia cero neto para mediados de siglo, y tomando medidas ahora para acabar con la energía del carbono, acelerar el despliegue de vehículos eléctricos, combatir la deforestación y reducir las emisiones de metano.”

La campeona internacional del Reino Unido en adaptación y resiliencia para la presidencia de la COP26, Anne-Marie Trevelyan, dijo:

“Los impactos del cambio climático ya están afectando vidas y medios de vida en todo el mundo, con una frecuencia y gravedad cada vez mayores. Además de la necesidad de reducir las emisiones, este informe hace sonar la alarma para ayudar urgentemente a las comunidades vulnerables a adaptarse y desarrollar resiliencia, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

“Proteger a las personas más vulnerables es una prioridad para la Presidencia de la COP26 del Reino Unido. Los líderes mundiales deben prestar atención a la ciencia y trabajar juntos para adaptarse a nuestro clima cambiante, así como actuar para evitar, minimizar y abordar las pérdidas y los daños para quienes están en primera línea”.