Ayer, el Ministerio de Producción, a través de la Secretaría de Comercio, publicó en Boletín Oficial la Resolución 520, que establece un Reglamento Técnico orientado a “garantizar a los consumidores el correcto funcionamiento y capacidad de generar energía” a partir de equipos solares térmicos.

La Resolución es complementada por el Anexo I, de Requisitos Técnicos de Calidad y Seguridad para Colectores Solares y Sistemas Compactos Solares –descargar- y el Anexo II, de Procedimiento y Plazos para la Evaluación de la Conformidad de los Productos –descargar-.

En diálogo con Energía Estratégica, Daniela Tenev, referente del Departamento Administrativo y Comercial de Vetak, empresa nacional fabricante de calefones solares térmicos, celebra este paso que permite regular el mercado.

Lea también: «Continúa el Censo Nacional Solar Térmico»

Vetak es una de las más de 20 empresas que forman parte de la Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica (CAFEEST).

“Esta reglamentación sale a partir de un trabajo conjunto de industriales de la Cámara y el Ministerio de Producción”, reconoce Tenev y destaca que a partir de ella “se está poniendo reglas de juego al comercio para establecer un mínimo de calidad sobre todo para proteger el mercado”.

Según los especialistas, los calefones solares térmicos permiten ahorros de gas del 80 por ciento en el caldeado de agua. Es por ello que año a año hay más usuarios que optan por este tipo de tecnología en lugar de la convencional.

Sin embargo, la Directora Comercial de Vetak advierte que “hoy hay equipos que se están comercializando y no cumplen estos niveles de estándar, lo que provoca que genere mala imagen por quienes consumen esta tecnología y no obtienen los resultados esperados debido a la mala calidad de los equipos”.

Lea también: «Destacan crecimiento del 40% en el mercado solar térmico y una posible expansión del fotovoltaico»

Además, Tenev puntualiza en que muchas veces los equipos más baratos –en su mayoría importados desde China- suelen ser los de menor calidad y, por ende, los que se tornan más seductores en el mercado ante el desconocimiento de los consumidores.

“Esta reglamentación permite regular el mercado”, redunda la empresaria, al tiempo que enfatiza que mucho de los miembros de la CAFEEST están fabricando ya bajo estas normas y algunos están en proceso, realizando las pruebas de ensayos pertinentes.