Lograr un consenso regulatorio que permita superar las fuertes condiciones regulatorias es algo medular que no puede pasar inadvertido. La reforma al modelo regulatorio actual, tiene que ser coincidente con los retos que muchos países se han propuesto en torno a una transición energética: i) Digital, ii) Descentralizada, iii) Descarbonizada; y sobre todo, iv) Democratizada.

Para la Cámara Costarricense de Generación Distribuida los usuarios costarricenses deben ser el eje y centro de toda regulación. Sin embargo, el marco regulatorio actual posee fuertes pesos regulatorios que provocan que los costarricenses que desean tener energía mucho más barata sean los más perjudicados; por lo cual el pasado viernes 21 de febrero acudieron ante la Sala Constitucional en defensa de los usuarios.

William Villalobos, socio de la Firma Hulbert Volio Montero y asesor legal de la Cámara indicó: “El artículo 49 del Reglamento de Generación Distribuida es abiertamente inconstitucional, porque lesiona el derecho de los habitantes a desarrollarse en un Ambiente Sano y Equilibrado, lesiona el Principio de Autonomía de la Voluntad y produce una fuerte discriminación al conculcar el Derecho de Acceso a la Energía a través de fuentes renovables, reconocido por Normas Internacionales que integran el Corpus Iuris Interamericano al prohibirle a los costarricenses que tienen paneles en sus casas consumir la totalidad de la energía que producen; dado que la norma sólo les permite depositar en la red hasta un 49% de la energía que consumen».

«Esto provoca que se vean obligados -sin razón alguna- a comprarle de forma impuesta y obligatoria el restante 51 % de la energía a la Empresa Distribuidora con la que tienen su contrato de interconexión; energía que como todos sabemos es muchísimo más cara para el usuario. Además esta condición discrimina entre quien puede utilizar la energía del sol en el día y quien la requiere de noche; cuando justamente, la mayor parte de la clase media de éste país trabaja de día y llega a hacer sus quehaceres personales de noche”.

Generación Distribuida actividad en crecimiento

La Generación Distribuida en Costa Rica representa una capacidad instalada país de 50 megavatios. Por otro lado, nuestra Industria representa la única opción eficaz actualmente disponible para lograr una disminución sustancial de los costos de electricidad, y así contribuir a la reactivación económica de nuestro país.

Genera 1300 fuentes de empleo directo, aproximadamente 3900 empleos indirectos. Así mismo, se tienen poco más de 2000 techos instalados en el país, lo cual representa una inversión que supera los $55 millones de dólares y otro tanto similar en proyectos que están en trámite ante las distintas empresas distribuidoras.