El gobierno y el sector privado en Honduras oficializaron un acuerdo con las medidas para reformar el sector eléctrico nacional y rescatar financieramente a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Pese a la crisis, la ENEE debe cumplir con la Ley de incentivo de generación de energía renovable la cual manda obligatoriedad de despacho de energía limpia en el sistema. Para ello, el proceso de Refundación del Sistema Eléctrico Nacional incluye una revisión de los contratos suscritos por la estatal eléctrica para lograr condiciones de pago conformes a la situación que atraviesan.

Al respecto, autoridades indicaron que respetarán los contratos aprobados mediante la licitación pública de noviembre de 2017, en la cual la ENEE obtuvo los precios más bajos hasta la fecha.

De allí es que desde la empresa estatal no descartan la apertura a nuevos procesos de licitación eficientes para obtener cifras más competitivas.

El acuerdo final ya fue firmado la semana pasada por el Presidente de la República de Honduras Juan Orlando Hernández, junto a representantes de la Secretaría de Energía (SEN), Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) , el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica, la Empresa Energía Honduras (EEH) y la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias( AHIBA).

Desde la estatal señalan que “al amparo del decreto 70-2007, capítulo III artículo 9, al menos 400 megavatios de energía solar están siendo despachados a un costo que oscila entre los 13.8 y 15 centavos de dólar, sin contar el incentivo de 3 centavos por los primero 300 megavatios suministrados, situación que puede cambiar si se logra a través de una renegociación precios más justos y competitivos”.

Leer más: Empresa estatal busca renegociar contratos de energía en Honduras y las renovables serían las principales perjudicadas

En este sentido, Jesús Mejía titular de la ENEE señaló que las próximas acciones involucrarán “un dialogo franco con los generadores de energía renovable” y que no se relegará la participación de energías renovables ni la obligatoriedad de su despacho de energía.

Por el lado de la Asociación Hondureña de Energía Renovable (AHER) ya se pronunciaron al respecto y esta semana compartieron 5 puntos principales de su posición al respecto:

  1. AHER apoya cualquier iniciativa de reforma del sistema eléctrico que ponga por delante a las personas y promueva la seguridad energética y jurídica del país. Esto, debido a que consideramos urgente superar la crisis que atraviesa la estatal, para brindarle de una vez por todas un buen servicio a los usuarios
  2. Bajo este contexto, exigimos respetar la seguridad jurídica a fin de proteger y mejorar el clima de negocios del país; además, solicitamos que el plan de refundación sea inclusivo con todos los actores y sostenible en el tiempo
  3. Más allá del plan de refundación de la ENEE, confiamos en que las autoridades implementarán la Ley General de la Industria Elécrtrica, la cual permitirá la liberalización del mercado y por ende volverá más competitivo y eficiente el sector
  4. Solicitamos también fortalecer con un marco técnico y legal a la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), a fin de que pueda cumplir con los reglamentos y con las funciones delegadas constitucionalmente
  5. Finalmente, reiteramos nuestro compromiso y disposición para colaborar en el proceso de refundación y apertura del mercado energético, debido a que será un gran paso en torno a la modernización y eficiencia del sector.