El dirigente industrial puso de relieve la importancia que tiene para la industria radicada en el continente el trabajo desarrollado por la cartera de Industria que encabeza Débora Giorgi al brindar un ámbito de trabajo y control de los procesos productivos en los que se aplica la sustitución de importaciones como los de aires acondicionados y distintos tipos de computadoras, y que se prevé expandir a la telefonía celular.

En ese sentido, recalcó que «en materia baterías, cargadores, circuitos impresos y cables de alimentación la provisión por parte de la industria argentina se incrementó en un promedio del 50%«, mientras que en «motores y controles remostos para acondicionadores de aire hay una demanda sostenida y se espera sumar nuevos proveedores a los trece que actualmente están abasteciendo«.

«Las fábricas que proveen estos insumos son pymes que han invertido en maquinaria, recursos humanos y han debido superar pruebas para garantizar que trabajan con estándares internacionales de calidad lo que, además, les abre una ventana de competitividad para el mercado global«, señaló Cavanna.

El presidente de CADIEEL consideró que esta política de «diálogo constructivo entre fabricantes y el Estado» dio «excelentes resultados» por lo que propuso extenderla a «todos los ámbitos de la economía real donde haya posibilidades de generar trabajo argentino«, al tiempo que resaltó la actuación de la subsecretaria de Industria, Stella Maris Ayala a quien calificó como «una defensora incansable de las Pymes».

Cavanna, además, invitó a «comprobar la importancia y la vitalidad del sector electroelectrónico y de iluminación» en el marco de la próxima edición de la exposición BIEL Light+Building que se desarrollará del 15 al 19 de septiembre en La Rural y a la que describió como «una ventana al mundo para las pymes tecnológicas«.