Para alcanzar las metas establecidas por la Ley 82-2010, la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE; o, PREPA por sus siglas en inglés) busca incorporar más energías renovables en su matriz eléctrica.

«Puerto Rico tiene que transicionar hacia un modelo que sea centrado en el individuo y que crezca significativamente en renovables. Nuestro objetivo es saltar de un 1% de renovables a un 40% y lo esperamos hacer en los próximos 5 a 7 años», declaró Ricardo Rosselló, en una entrevista exclusiva brindada a Energía Estratégica durante su gestión como gobernador de la isla.

Es preciso indicar que el compromiso por Ley incluye lograr que la participación de las energías renovables en la matriz eléctrica logre al menos un 20% en el 2022, 40% en 2025, 60 % en 2040, y 100% en 2050. 

Teniendo en cuenta aquello, la AEE emitió el pasado lunes 22 de febrero su primera RFP para identificar a los interesados en colaborar a lograr sus metas de generación. Se trata de la RFP 112648.  

Y, si bien el objetivo general de la AEE sería totalizar 3750 MW de potencia renovable y 1500 MW de almacenamiento de energía en 6 convocatorias, los alcances de suministro de este primer tramo serían adquirir al menos 1000 MW de capacidad de Recursos de Energía Renovable y al menos 500 MW (2,000 MWh) de capacidad de Recursos de Almacenamiento de Energía con una duración efectiva de 4 horas, incluyendo al menos 150 MW de VPP de Almacenamiento de Energía Distribuida.

En detalle, se incluye tanto el diseño, construcción, instalación, propiedad, operación y mantenimiento de Recursos Energéticos, instalados en sitios a lo largo de la isla de Puerto Rico; como la venta y compra de Energía o capacidad, disponible por dichos recursos, durante un período de suministro de hasta 25 años.

No obstante, se aclara que la AEE aceptará propuestas para la totalidad o una parte de dicha capacidad. También, que los recursos de energía renovable ofrecidos en respuesta a esta RFP de forma independiente (es decir, distintos de los agregados en un VPP) deberán tener una capacidad de generación de al menos 20 MW.

Sobre aquellos se prevé que la AEE privilegie a los que logren su operación comercial en no más de 24 meses a partir de la fecha en que el proponente seleccionado ejecute su contrato. Y se estima que habrá preferencia sobre aquellas propuestas que puedan lograr su operación en un plazo más corto.

Casualidad o no, el “Acuerdo de compra y operación de energía” (PPOA) ya tiene su modelo para proyectos de tecnología fotovoltaica contemplado en los anexos de esta primera convocatoria. Siendo estos quizás los favoritos. 

No obstante, se aclaran que, en la medida en que un proponente tenga la intención de presentar una propuesta para un recurso de energía renovable que no sea la tecnología solar fotovoltaica, la AEE desarrollará y emitirá una plantilla de PPOA que se adapte a dicho otro recurso como parte del paquete de documentos que representan la versión de propuesta final de los contratos.

Acceda a los documentos oficiales aquí