El gobernador Pedro Pierluisi canceló el Acuerdo de Apoyo a la Reestructuración de la Autoridad de Energía Eléctrica, conocido como RSA, por sus siglas en inglés. 

Entre los fundamentos que utilizó el primer mandatario se destaca que alineará la reestructuración de la deuda de la AEE a la promoción de energías renovables, aunque no dejó de considerar al gas como combustible de transición. 

En concreto, declaró: 

“Para asegurar que un futuro Plan de Ajuste de la AEE se ajuste a la política pública del Gobierno, en las negociaciones de reestructuración nos enfocaremos en los siguientes objetivos: 

1- Que la AEE salga de la quiebra bajo el Título III lo antes posible; 

2- Promover la conversión a fuentes de energía renovable y, a corto plazo, el mayor uso del gas natural, que es más limpio y menos costoso que los demás combustibles que está utilizando la AEE; 

3- Que se respete el rol del Negociado de Energía de Puerto Rico de establecer las tarifas de electricidad y velar por el cumplimiento con el Plan Integrado de Recursos; 

4-Proteger a los pensionados de la AEE; y 

5-Cumplir con los requisitos y objetivos de política pública establecidos en la Ley 17-2019, mejor conocida como la «Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico»

Bajo ese mandato, Puerto Rico buscará resolver los retos e inconsistencias que irían en contra de la legislación que promueve nuevas inversiones renovables en el archipiélago.

De allí es que el gobierno iniciaría conversaciones con todos los interesados para lograr un acuerdo de reestructuración que sí pueda ser implementado de manera factible y conveniente pronto.

“Es una victoria para el pueblo de Puerto Rico, sin duda”, valoró Javier Rúa-Jovet, director de políticas públicas en la Asociación de Energía Solar y Almacenamiento de Puerto Rico (SESA). 

El referente de SESA señaló a Energía Estratégica que el gobernador Pierluisi ratificó lo que desde la asociación vienen expresando desde hace tiempo: “además de ilegal, el impuesto al sol en el RSA es innecesario ante el aumento en demanda y facturación eléctrica que ya está ocurriendo y que aumentará exponencialmente por la penetración de autos eléctricos”. 

Para transparentar estos temas que atañen al sector energético renovable la gestión de la Legislatura puertorriqueña “ha sido clave”, desde la lectura de Rúa-Jovet.

Y es que, entre otros esfuerzos, en la reciente Vista Pública de la Comisión de Proyectos Estratégicos y Energía Asunto RS 270, se revelaron aquellas inconsistencias de la RSA frente a los objetivos de la Ley vigente, dando a lugar a esta decisión de rever el acuerdo. 

En atención a aquello, “con mucha esperanza pero vigilantes” desde el SESA aseguran que Puerto Rico redoblará esfuerzos para finalmente solucionar la deuda de la AEE en estricto cumplimiento con la Ley 17 de 2019, ley que encaminó a Puerto Rico a un futuro basado en 100% energía renovable.