Se avanza en la documentación técnica para la construcción de tres usinas híbridas de energías renovables en los parajes de Laguna Blanca, Pilquiniyeu del Limay y la Escuela 72 de Cañadón Chileno de la Línea Sur rionegrina. Consiste en el suministro de energía eléctrica las 24 horas, a través de molinos eólicos y paneles solares.

El proyecto prevé la transformación de la iluminación a tecnología LED para disminuir el consumo, así como también la reconversión del alumbrado público. Así asegura el mentor de la propuesta, encargado del área de Energías Renovables de Río Negro, Enrique Díaz Colodrero, quien contó detalles sobre este emprendimiento en una entrevista exclusiva para Energía Estratégica.

¿Cómo surge la iniciativa?

Estas comunidades se encuentran muy alejadas de las redes de energía disponibles. Así, un proyecto de interconectarlas era prácticamente inviable desde el punto de vista técnico-económico y resultaba un despropósito invertir dinero en líneas que no ofrecen buena calidad de servicio debido a las grandes caídas de tensión. Por otro lado, son líneas aéreas con postes de madera que por efectos de los grandes vientos muchas veces son derribadas, siendo éste un motivo de posibles accidentes. Como si eso fuera poco, considerábamos un despropósito comprar energía a una distribuidora, cuando el recurso natural renovable está disponible en forma omni-presencial en toda la estepa rionegrina.

La utilización de la energía eléctrica es entendida como un vector de desarrollo para las comunidades rurales. Desde esta gestión se ha concebido como prioritario el abastecimiento gradual a todos los habitantes del suelo rionegrino que aún no cuentan con servicio eléctrico en forma permanente.

Los pobladores de estos alejados lugares contaban con electricidad generada a través de grupos electrógenos a gas oíl, los cuales sólo entraban en funcionamiento algunas horas por día. En Laguna Blanca, se ponían en marcha cuatro horas durante el día y seis por la noche. En Pilquiniyeu del Limay, apenas cuatro o cinco horas. La distancia con las bocas de expendio de combustible era otro de los condicionantes que durante años se constituyó como un obstáculo más.

Los lugares seleccionados para la primera experiencia están ubicados en el Departamento Pilcaniyeu de la Línea Sur rionegrina. Están a más de 730 kilómetros de la capital provincial y a 150 kilómetros de San Carlos de Bariloche. Se accede a los mismos a través de la Ruta Provincial 67, distantes a unos 30 kilómetros de Comallo, previo paso por la Ruta 23. La población estable en Pilquiniyeu del Limay es de un centenar de personas que viven en 29 casas y hay otras ocho en construcción. Posee una escuela a la cual asisten 40 chicos, una iglesia y el edificio de la Comisión de Fomento. En Laguna Blanca hay una población similar con Iglesia, puesto sanitario, una escuela y el edificio de la comuna. En el paraje Cañadón Chileno, perteneciente al municipio de Comallo, está el Hogar Escuela 72, donde asisten los hijos de las once familias que viven allí.

¿De qué se trata el proyecto?

Las usinas híbridas están compuestas por molinos eólicos y paneles solares con acumulación de la energía obtenida en baterías. En Laguna Blanca se han instalado seis y en Pilquiniyeu del Limay cinco generadores eólicos de 2 kW cada uno, totalmente fabricados en Argentina. La generación solar está compuesta por 100 módulos fotovoltaicos de 65 Watts Pico (Wp) cada uno en ambas localidades. En un sistema de este tipo, su tamaño está dado por el Watt Pico, del cual bajo condiciones estándar, durante el mediodía y en días despejados, se puede esperar una irradiación de 1000 W/m2. Esto significa que un panel de 65 Wp generará, durante las horas más soleadas del día, 65 Watts. En promedio, los paneles fotovoltaicos están en aproximadamente 120 Wp por metros cuadrados o, para decirlo de otro modo, los paneles solares tienen una eficiencia promedio del 12 por ciento. En el caso del sistema montado en Río Negro, los 92 módulos conformarán un gran panel solar de un poco más de 50 metros cuadrados con una potencia total de 6,5 kWp.
proyecto 2

Uno de los aspectos más importantes del sistema fotovoltaico rionegrino, el cual ha fallado en anteriores experiencias, es la correcta selección del tipo de baterías, que es donde se almacenará la electricidad generada. Se trata de un banco de baterías tubulares de altísima profundidad de descarga, con 14 años de expectativa de vida y una excelente vida cíclica. Son aparatos de 4.200 amperes/hora (C100) de 100 horas de duración y que funcionan de un modo similar a las pilas recargables que se usan para los artefactos eléctricos. Para tener una idea del tipo de baterías del que estamos hablando, podemos decir que cada banco está formado por 24 vasos de 60 cms. de profundidad por 20 cms de ancho por 80 cms. de altura conectados en serie, lo que ocupa una longitud total de unos 5 metros y tiene un peso de 6.000 kgs.

Otro de los elementos instalados es un inversor/cargador de 48 voltios de corriente continua de entrada y 220/380 voltios de corriente alterna de salida conformado por seis módulos combinados mono y/o trifásico de 24 kVA también totalmente fabricado en Argentina. También se cuenta con un generador de respaldo, que es un grupo electrógeno existente que funcionará como reserva fría con el fin de lograr que la energía eléctrica esté disponible durante las 24 horas del día, aún en los casos en que se presenten escasos los recursos de viento y radiación solar. En estas dos comunidades ya existía el grupo electrógeno y solamente se lo asoció al sistema, pero es de destacar que los sistemas híbridos, para ser verdaderamente confiables y proveer energía ininterrumpida durante las 24 horas del día, siempre van respaldados por un generador que se pueda accionar a voluntad, el cual debe ser independiente de las condiciones climáticas.

¿Quien financia las obras?

El monto total de la inversión que realizó el Gobierno de Río Negro fue de 2.400.000 pesos. Con este dinero no sólo se financia el sistema de usinas híbridas sino que además se previó la transformación de la iluminación a tecnología LED a través de una reconversión del alumbrado público para disminuir el consumo y la distribución en los domicilios particulares de lámparas tipo LED para optimizar la iluminación de los hogares.
En forma complementaria se habilitó un novedoso programa de abastecimiento social de gas bajo la modalidad “llave en mano” para la asistencia directa de 59 familias de esos parajes, con una inversión de 1.366.596 pesos. Incluye la instalación del garrafón o “bombona”, la provisión de artefactos, la obra de infraestructura, las habilitaciones y las certificaciones ante la Secretaría de Energía de la Nación.
Son 33 módulos instalados en Laguna Blanca y 26 en Pilquiniyeu del Limay, que se convierten en la primera experiencia nacional en el marco del convenio firmado entre la provincia de Río Negro y la empresa estatal YPF GAS S.A.

proyecto 3

¿Cómo son los plazos del proyecto?

El proyecto demandó un plazo total de seis meses.

¿Hay en puerta algún llamado a licitación? 

Se encuentran en proceso de licitación tres proyectos de similares características para las poblaciones de Ojos de Agua, Colán Conué y Aguada Guzmán.

¿Qué beneficios traerá este proyecto a la comunidad?

Uno de los mayores beneficios que brinda este tipo de proyectos es el de detener el éxodo de población, ya que generalmente los jóvenes emigran hacia centro urbanos en los que puedan contar con energía eléctrica.

Primero por efectos de las cenizas emanadas del volcán Puyehue-Cordón Caulle, y luego por las grandes sequías que azotaron a toda la estepa rionegrina. Cuando comenzamos con este proyecto, en julio de 2013, los jóvenes emigraban hacia Bariloche, Comallo, General Roca y otros centros urbanos, en busca de mejores condiciones de vida.