La semana que viene, el proyecto de Generación Renovable Distribuida (ver la última versión en línea) que impulsa un interbloque de diputados, conformado por Luis Bardeggia (Frente Para la Victoria), Néstor Tomassi (Bloque Justicialista), Gustavo Bevilacqua, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, Jorge Taboada, de Chubut Somos Todos y Juan Carlos Villalonga (Cambiemos), tendrá la chance de convertirse en Ley.

Según confió Villalonga a este portal, autoridades del Senado le prometieron que se tratará en sesiones de fin de mes. De ser así, es inminente su sanción dado el consenso político con el que goza el proyecto.

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, a través de la Dirección de Generación Distribuida, está trabajando en su aplicación. Hay mucha expectativa.

Esto genera repercusiones en el sector privado. “Si la empresa mediana se interesa en este mercado, ahí pueden aparecer grandes clientes para las compañías que nos dedicamos a las energías renovables y para el mundo financiero, porque va a haber una tendencia virtuosa hacia el mismo recupero de la inversión a través del ahorro de la energía a partir de lo que pueda generar una fuente renovable”, sostiene en diálogo con Energía Estratégica Hector Armellini, presidente de Aercom.

“Desde Aercom partimos de algunas premisas básicas y esenciales: lo que es sustentabilidad y energía claramente es un camino sin doble mano, en un sola dirección creciente; también sabemos que el futuro no va a pasar por el desarrollo de grandes centrales de energías renovables sino en pequeños desarrollos apalancados por medianos y chicos consumidores”, destaca el empresario.

Lea también: «8 por ciento con renovables: Aercom ofrece soluciones híbridas a Grandes Usuarios»

Calcula que si el sector financiero nacional comprende la importancia de este negocio y lanza líneas de créditos que estimulen la compra de fuentes de energías limpias, podría darse un boom de mercado.

“Creo que a partir del 2do o 3er Q (trimestre) del año que viene sí va a ser un tema importante el del financiamiento, y me parece que lo va a dar esta situación de ahorro de energía que permite recuperar y pagar una inversión que en el plazo de 6 o 7 años se puede amortizar”, subraya Armelini.

Cuenta el empresario que Aercom actualmente no está trabajando en el segmento de autogeneración para usuarios residenciales, sino más bien PyME. Aunque no descartan hacerlo en un futuro si es que la demanda real crece.

Hasta el momento la empresa constructora está trabajando en el desarrollo de proyectos de mediana escala para autogeneración, entre ellos un equipo generador de 300 kW que funciona con el biocombustible para la empresa Rosario Bioenergy e implantes solares fotovoltaicos de 150 kW para una importante compañía de la provincia de Santa Fe.

Lea también: «Eficiencia energética, un criterio que comienza a ser valorado en el sector empresarial»

“Hay consultas, cada vez son más y más variadas”, remata el titular de Aercom, quien se muestra deseoso por una pronta sanción y reglamentación de la Ley de Generación Distribuida mediante Energías Renovables.