Con vistas a facilitar su discusión en el recinto, el Proyecto de Ley (Descargar) fue presentado al Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. “Quedamos a disposición para perfeccionarlo en conjunto con a los señores legisladores, de todos los bloques, las comisiones legislativas, o quién corresponda”, saludan desde AAVEA la apertura del debate.

En contacto con Energía Estratégica, Mariano Jimena, Presidente de AAVEA, contó sobre los detalles de la iniciativa:

¿Cómo fue el proceso de elaboración del texto?

Diría que el proyecto comenzó antes que la asociación, fue una de las bases que allá por 2012 llevo a nuestro actual Vicepresidente, Juan Pablo Zagorodny, a plantear la necesidad de una ley. Al principio parecía que hacía falta una Ley. Pero la pregunta era: ¿Qué Ley? Una nueva? ¿Hay que modificar la actual 24.449? Entonces, al mismo tiempo que llevábamos adelante la construcción de nuestro estatuto, también íbamos trabajando entre otras cosas en el análisis de la legislación argentina e internacional. Necesitábamos entender dónde estábamos parados y porque parecía que faltaba tanto para los vehículos eléctricos en Argentina.

¿Con qué situaciones o desafíos se fueron encontrando?

Nos pasamos más de un año suponiendo que la ley o el decreto reglamentario 779/95 no contemplaba a la motorización eléctrica. Pero no era tan así. De hecho, se menciona en las definiciones de los vehículos que la tracción puede ser del tipo eléctrica. Eso nos hizo cambiar el enfoque y avanzamos un paso más. Si bien, la ley no lo prohíbe y hasta los tiene en cuenta, hay muchos detalles por mejorar, tecnologías por incorporar para que no haya vacíos legales y que las definiciones sean completas.

Podemos dar el ejemplo de las bicicletas eléctricas o las categorías L6 y L7 (faltantes en nuestras normas de tránsito y categorías vehiculares) y hasta el futuro de los autos autónomos. Además, no solo hay que regular los vehículos y el tránsito, sino también cuestiones de infraestructura (ej. Recarga), tratamiento de las baterías, y la promoción. Tal fue la cantidad de temas que debía abordar que nos llevó más de 4 años lograr el texto, que gracias al socio fundador Pablo Catalá, quién tomo la ardua tarea de compilar toda la información que ha sido tratada en el marco de AAVEA, como los estudios realizados por otros socios, todo fue clasificado, ordenado y escrito en el texto.

El proceso aún no termina, queda mucho camino por recorrer en el estado, en otras instituciones y dentro de la asociación. Por eso, internamente, el paso que sigue es trabajar con los socios en grupos de trabajo para seguir la tarea de mejora del texto. Al mismo tiempo, que iremos interactuando con colegas, empresas, funcionarios, legisladores y todo aquel que pueda y quiera aportar para la mejora.

¿Qué estímulos establece para la fabricación de vehículos eléctricos en el país?

Los estímulos fueron planteados, tomando un trabajo realizado oportunamente por Roberto Stazzoni (miembro de la Comisión Directiva), desde tres puntos de vista: oferta, demanda y uso. En primer orden, lograr que la oferta logre los costos más bajos posibles hasta que la escala reduzca los costos por sí misma. En segundo orden, la demanda, plantea que haya facilidades para la compra. Y el tercer punto, beneficios en estacionamientos, carriles exclusivos, peajes, costo preferencial de la energía eléctrica, etc. Todo lo propuesto en cuanto a estímulos, desde ya que incluye a los vehículos y a todos los productos y servicios asociados, por ejemplo, infraestructura de recarga.

Desde el punto de vista técnico ¿Cuáles son los desafíos más importantes?

Establecer mecanismos claros, para los procesos de homologación de los vehículos, de forma tal que los requisitos queden bien definidos, acordes a la normativa internacional, siempre atendiendo las problemáticas locales. Otro punto importante, es contar con reglamentación específica para la recarga, tanto para las instalaciones fijas como para los productos asociados.

¿Hay previstos planes de financiación?

Si bien hay planteados plazos, metas y facilidades para la adquisición de vehículos, producción y su uso, es un tema que consideramos resolver en conjunto con legisladores, ministerios y la industria, ya que van a depender de factores multisectoriales.

¿Qué rol jugaron las automotrices en el desarrollo del texto? ¿Acompañan la iniciativa?

En este escenario de cambio de paradigma de los vehículos, las automotrices tienen un importante rol y una gran responsabilidad. Por eso, a lo largo de estos años, nos hemos reunido y logramos entender cuál es la problemática que tiene estas grandes industrias respecto al vehículo eléctrico. Es así, que volcamos al texto todo el intercambio de ideas y aprendizaje, ya que sabemos que las empresas necesitan reglas claras y a largo plazo, las cuales solo se materializan a través de una ley.

Lea también: «¿Nueva ley? Los vehículos eléctricos se preparan para tunear las calles argentinas»