Elbio Miguel Woeffray es un ingeniero que trabaja hace más de 4 años en el frigorífico avícola Las Camelias, ubicado en las inmediaciones de la localidad de San José, provincia de Entre Ríos. Allí cuentan con un biodigestor montado en los efluentes de su planta de faena que produce 200 m3/h de biogás, con un contenido de metano del 70 por ciento funcionando hace cuatro años, donde producen un promedio de 2000 m3/día.

Junto a un equipo de ingenieros, el experto diseñó un innovador proyecto piloto, que ya cuenta con más de 7 meses en funcionamiento, de filtro biológico con bacterias que fagocitan el sulfuro remanente del proceso de biodigestión, el cual es necesario eliminar ya que emanan gases nocivos al medioambiente.

Es por ello que Woeffray, en diálogo con Energía Estratégica, cuenta que ya han tomado contacto con autoridades del Congreso Mundial de Digestión Anaerobia para participar del certamen número 14 a realizar en Chile durante el mes de noviembre de este año.

Allí pretenderán exponer, ante 800 delegados de todo el mundo, su procedimiento bacteriano para eliminar el sulfuro remanente a la hora de producir el biogás.

Procedimiento del biodigestor

El especialista explica que el funcionamiento del biodigestor cuenta con tres etapas: “un sistema de filtrado de impurezas de material celulósico, un filtro de humedad de silicagel reciclable y un filtro de carbón activado para el sulfuro”. “Funciona a un régimen de 100 m3/h, con una presión de 0,15 kg/cm2, durante casi todo el día”, completa.

De esta manera, hemos resuelto el problema de las impurezas, la humedad  y el azufre del biogás”, detalla y agrega que el sistema, este último año, posee un generador CETEC, de 315 KW que funciona con el gas ecológico producido por la planta. “El generador trabaja en un régimen de 100/150 KW/h, y abastece todo el sistema de efluentes, que se autosustenta”, concluye sobre el procedimiento.