Chile inició un proceso de descarbonización de su matriz eléctrica planificando el retiro de aproximadamente 5.000 MW de potencia firme e instalada que utiliza carbón, el combustible más contaminante del mercado.

Si bien está avanzando a gran velocidad en la instalación de energías renovables, del otro lado de la cordillera, el Gobierno de la provincia argentina de Neuquén, encuentra una oportunidad para volcar los excedentes que ya está proyectando, cerca de 1,000 MW, esencialmente renovables: eólica, hidroeléctrica, geotérmica, y fotovoltaica.

Así anuncia José Brillo, presidente de la Agencia de Inversiones de Neuquén, a Energía Estratégica: «Nosotros presentamos el proyecto durante el Gobierno de Mauricio Macri«, introdujo.

Ahora, la apuesta es seducir al Gobierno de Alberto Fernández. «Hemos instalado la conversación a nivel de la comisión de energía de Chile y la Secretaría de Energía argentina», contó.

¿Es viable la transacción? Brillo explica los motivos técnicos, además de comerciales: «Estamos a 1.600 kilómetros de distancia de Buenos Aires, que es el principal centro de consumo», inicia en sus fundamentos.

En tanto, fundamenta que «los nuequinos valoramos el factor de competitividad que tenemos en Chile». Por eso planteó acelerar las gestiones: «es un tema que hay que resolver rápido».

Por parte de Chile entiende que hay voluntad e interés para analizar la importación. «Chile ofreció utilizar una subestación que facilitaría la exportación», subrayó.

«La idea es analizar el proyecto en una reunión bilateral entre Argentina y Chile; va directamente a exportación», plantea. Esto significa que no se comercializaría a través de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA).

«Tenemos la enorme posibilidad de exportar energía eléctrica a Chile», insistió.

En este escenario, Brillo valoró los avances de la energía eólica, tras inaugurar el parque Vientos Neuquinos. «El proyecto eólico de la empresa AES instaló 14 aerogeneradores y va a incorporar otros 15», destacó.

Pero lamentó que otras tantas iniciativas que tiene en carpeta el ADI esperan la expansión del sistema de transmisión de energía eléctrica. «Es un tema crítico», advirtió.

«Nuestra política actualmente es desarrollar es pequeños proyectos», concluyó el presidente de la agencia de inversiones de Neuquén.