Propuesta normativa podría propiciar prorrogas en la licitación PEG-4 de Guatemala

Se trataría de una buena noticia para oferentes con proyectos eólicos y solares que persigan competir con una oferta superadora a partir de la incorporación de almacenamiento energético a sus centrales renovables. 

El Administrador del Mercado Mayorista (AMM) ha trabajado una propuesta de modificación normativa que podría repercutir sobre la Licitación Abierta PEG-4-2022.

Esta iniciativa contemplaría la introducción de sistemas de almacenamiento en baterías en centrales de generación, lo que le permitirá a los agentes generadores poder tener potencia almacenada adicional a la energía generada para poder entregar en las horas de demanda máxima.

Al respecto, es preciso recordar que la AMM emite un certificado de oferta firme eficiente si se respeta la entrega de energía y potencia en las horas de demanda máxima, y esta condición se cumpliría en caso de incorporarse almacenamiento en centrales variables.

¿Cómo repercutiría en la Licitación? Trascendió la posibilidad de que se prorroguen por dos meses las fechas comprometidas en el calendario de la licitación de modo que se dé tiempo a que los oferentes que así lo necesiten, puedan ajustar sus proyectos a la nueva normativa.

Según pudo saber Energía Estratégica, esa propuesta normativa que está en desarrollo podría socializarse con los agentes del mercado en esta primera quincena de marzo para que se emitan los comentarios respectivos y realizar modificaciones necesarias antes de que el AMM la envie a consideración de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) y esta la pueda aprobar.

En caso de que logre la conformidad de todas las partes interesadas, las distribuidoras vinculadas a esta licitación podrían contemplar ajustarse a aquellos tiempos de publicación de la modificación normativa y la aprobación por parte de la CNEE, ampliando los tiempos de esta convocatoria hasta que las modificaciones queden firmes antes de que los oferentes entreguen su oferta en la licitación.

Esto lo que permitirá es que los oferentes que quieran hacer la inversión en una planta solar o una eólica nueva, donde las ofertas de energía alcanzan el tope de 40 MW máximo de capacidad equivalente en los proyectos, puedan incorporar baterías y el hecho de poner un sistema de almacenamiento les iría a permitir ya no solo participar por los 40 MW que definen las Bases de la Licitación sino también participar con la potencia adicional que podrán entregar a partir de su sistema de almacenamiento.

De querer garantizar aquello el calendario de la convocatoria debería modificarse para aplazar algunos hitos del proceso de licitación. En el caso de que sea de dos meses la prórroga, la fecha límite para la presentación de ofertas técnicas que se había fijado para el 31 de mayo podría desplazarse al 31 de julio.

Otra observación sobre el calendario es que la evaluación de las ofertas económicas planeada para el 6 de julio también podría modificarse para llevarse a cabo en septiembre junto con la adjudicación que deberá ser en el mismo mes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *