Proponen crear un mercado de servicios complementarios para impulsar el almacenamiento en Colombia

De acuerdo a Andrés Felipe Peñaranda Bayona, asesor de la Unidad de Planeación Minero Energética en Colombia (UPME), esta regulación no solo fomentará la participación y aumentará los beneficios a nivel de sistema, sino que también incentivará inversiones significativas en el sector. El análisis del experto.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Este año el fenómeno de El Niño puso en jaque el sistema eléctrico colombiano y se comprobó que las hidroeléctricas (principal fuente de energía del país) no resultan suficientes para hacer frente a la alta demanda de energía en periodos de sequía.

En este contexto, los sistemas de almacenamiento tienen un gran potencial en Colombia para mejorar la integración de energías renovables, aumentar la resiliencia del sistema eléctrico, y proporcionar soluciones energéticas sostenibles en zonas rurales y aisladas.  

En un informe titulado el Impacto de los sistemas de almacenamiento de energía a escala de red en los mercados colombianos de regulación de energía y frecuencia, elaborado por Andrés Felipe Peñaranda Bayona, asesor de la Unidad de Planeación Minero Energética en Colombia (UPME), junto a otros especialistas del sector, se analiza la viabilidad de las baterías y se proponen cambios regulatorios para impulsar estas tecnologías.

De esta forma, el artículo analiza el modelo de co-optimización del sistema eléctrico colombiano y revela importantes hallazgos sobre la incorporación de Sistemas de Almacenamiento de Energía basados en Baterías (SAEB) bajo diversos escenarios técnicos y regulatorios. 

De acuerdo a Peñaranda Bayona, para aprovechar completamente su potencial, Colombia debe avanzar hacia la creación de un mercado de servicios complementarios que incluya los SAEB y otras tecnologías. Esto no solo fomentará la participación y aumentará los beneficios a nivel de sistema, sino que también incentivará inversiones significativas en el sector.

“La implementación de políticas y herramientas regulatorias adecuadas es esencial para facilitar la integración de los SAEB. Estos ‘habilitadores’ permitirán explotar las diversas aplicaciones de los sistemas de almacenamiento y mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sistema eléctrico colombiano”, agregó.

Según el estudio, siempre y cuando estos sistemas no se limiten a una única aplicación, las baterías pueden generar ahorros significativos en costos operativos y proporcionar ingresos atractivos para los inversores. 

A modo de ejemplo, el experto señaló: “En el caso del uso exclusivo para arbitraje de energía, los retornos para un inversor pueden ser menores al 10% del CAPEX (este porcentaje iría en aumento en la medida que disminuya dicho CAPEX), aunque desde la perspectiva del sistema, los beneficios pueden ser mayores en áreas con alta incorporación de fuentes renovables no convencionales”.

Además, sugirió que servicios como el suministro de regulación de frecuencia sobresalen, ofreciendo beneficios económicos significativos, con 37.2 MUSD/año desde la perspectiva del sistema y 13.6 MUSD/año desde la óptica del inversor, subrayando la importancia de una estrategia bien dirigida y planificada.

Para Peñaranda Bayona, teniendo en cuenta los costos de degradación de los SAEB se necesita un enfoque holístico y a largo plazo para su viabilidad. Por ello, la creación de un mercado de servicios complementarios podría volver más rentables a este tipo de tecnologías.


 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *