A mediados de noviembre del año pasado, Promoenercol y Egal inauguraron el Parque Solar Bayunca I, de 3,6 MW. La central, ubicada en Cartagena de Indias, está vendiendo la energía que produce a una empresa comercializadora bajo un contrato de abastecimiento (PPA, por sus siglas en inglés) por el plazo de 20 años.

“Esta fue la primera planta conectada a red de Colombia que haya sido desarrollada y construida por operadores independientes como somos nosotros”, José Manuel Izcue, Presidente de Promoenercol, diferenciándose de los proyectos ya operativos de empresas incumbentes, y que además vende su energía a un cliente no perteneciente al mismo grupo empresarial.

En esta línea, el directivo reconoce: “hemos tenido un 2020 que, dentro de lo complicado que fue, hemos estado muy bien”. Y pronostica un 2021 promisorio.

Es que durante el año pasado Promoenercol ha logrado concretar un plan de inversión de 400 MW de energía solar fotovoltaica (poseen más de 650 MW en desarrollo) que estarán operativo en 2024. De ese total, 300 MW tienen que ver con grandes plantas conectadas a red y los 100 MW restantes con proyectos de Generación Distribuida.

“De esos 400 MW, ya tenemos contratados con clientes privados (comerciales e industriales) 282 MW”, precisa Izcue. Señala que algunos de estos emprendimientos ya están en ejecución.

“En 2021 construiremos 135 MW en utility scale (grandes plantas) y esperamos construir 30 MW más en Generación Distribuida”, proyecta y calcula que toda esta potencia estará operativa sobre finales del primer trimestre del 2022.

Con 170 MW en funcionamiento, Promoenercol se instalaría como una de las empresas de energía solar más importantes de Colombia. Hasta la fecha hay operativos menos de 200 MW fotovoltaicos en el país.

José Manuel Izcue, Presidente de Promoenercol, durante la inauguración de Bayunca I

Modelo de negocios

Por otra parte, Izcue, explica que el modelo de negocios de todos los proyectos tienen en carpeta avanzan a través de contratos con el mercado privado. “Siempre vamos con el modelo de venta de energía a largo plazo a través de un PPA”, enfatiza.

Entre los usuarios con los que ya firmaron acuerdos de abastecimiento de energía limpia –o están adjudicados y cerrando contratos-, se destaca el Grupo Reve (Justo&Bueno y Tostao) y comercializadores como Vatia y PEESA, y otras grandes firmas que consumirán energía limpia que por cuestiones corporativas aún no se pueden revelar. Izcue señala que el plazo de contratos ronda entre los 15 y los 25 años.

“Tenemos un plan de negocios muy equilibrado, estamos contentos porque estamos firmando muchos PPA cumpliendo los estándares bancables, y hay otros en perspectiva”, celebra el presidente de Promoenercol.

Consultado sobre la posibilidad de que la empresa participe de la subasta de renovables a largo plazo que está preparando el Gobierno para este año y en la que está llevando a cabo el grupo Renovatio, Izcue responde que no.

“Las subastas son positivas para el mercado pero no cuadran con nuestra estrategia de negocio”, confía el directivo.