Mañana cierra el período Consulta Pública que el Gobierno nacional impulsó para que actores del sector trasladen sus observaciones sobre los prepliegos licitatorios del Proceso de Convocatoria Abierta para la contratación en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de energía eléctrica de fuentes renovables de generación, denominado “Programa RenovAr (Ronda 1)”.

Si bien las observaciones no son vinculantes para los pliegos definitivos que se darían a conocer durante la semana próxima, éstas fueron numerosas. En lo que respecta a firmas enfocadas a la producción de biogás, algunas se centraron en lo costoso de la compra de pliegos de licitación (200 mil pesos) y la entrega de garantías por 50 mil dólares por MW presentados y otros hicieron hincapié mayormente en la parte técnica.

A saber, una de las exigencias detalladas en los prepliegos es la de adjudicar si sólo si se es agente del MEM. Ello implica tener resueltos estudios de impacto ambiental, lo que demora alrededor de un año. “Así planteado pareciera ser que está hecho para jugadores que estaban a punto de conseguir un PPA con la resolución 108. Lo que pedimos es que permitan gestionar el ingreso al MEM una vez adjudicada la obra”, sostiene un empresario del sector.

Por su parte, Germán Di Bella, presidente de Bioeléctrica, firma que estuvo a punto de conseguir un contrato de Acuerdo de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés)  bajo la suspendida Resolución 108, cuenta a energiaestrategica.com que se presentarán a esta primera ronda de licitaciones en busca de su tan ansiada venta de energía al Sistema Interconectado Nacional.

El empresario confía que de tenerse en cuenta sólo alguno de los aspectos considerados en los prepliegos, se presentarán con 2,4 MW (duplicando la potencia de 1,2 MW con la que ya cuenta Bioeléctrica). No obstante, asegura que si el Gobierno nacional contemplaría puntos centrales de las observaciones presentadas en los futuros pliegos, su objetivo en esta licitación sería de 10 MW.

El especialista sostiene que de respetarse sus planteos, muchos de los jugadores que pretenden licitar con proyectos de biogás analizan presentarse con cupos superiores de los que vienen especulando. De ser así, la oferta excedería a la demanda de 15 MW que el Ministerio de Energía solicita en esta primera etapa de licitaciones.

Sobre Bioeléctrica

La empresa Bioeléctrica ya tiene experiencia en el desarrollo de la biomasa a base de maíz. Es la firma que abastece un tercio de la energía que consume Bio 4, la planta de bioetanol que está en las afueras de Río Cuarto.

A partir de 45 toneladas diarias del maíz y 5 toneladas de excremento, la planta puede generar 1 MWh de energía eléctrica. El proyecto, debido a la extensión de plazos, costó más del presupuesto previsto: 4,5 millones de dólares.

Con la experiencia capitalizada de este proyecto, la firma pretende aprovechar la potencialidad que tiene Argentina en materia agropecuaria para generar energía mediante cereal y estiércol.