“Nadie está ajeno a lo que está sucediendo en la Argentina y en el mundo, y queremos poner nuestro granito de arena para que no haya faltantes en la provisión de este producto básico que sirve para la protección de todos y cada uno de los argentinos”, dijo Patrick Adam, Director Ejecutivo de la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz).

“Es una cuestión de responsabilidad social empresaria que va mucho más allá del difícil momento que está atravesando nuestro sector”, agregó Adam.

La industria, que vive momentos complicados por un persistente congelamiento del precio del bioetanol, co-produce alimento para animales (burlanda), integrándose así con la producción de carne bovina y aviar así como con el sector de los productores lecheros.

“La prioridad es colaborar para que la Argentina salga rápidamente de este verdadero flagelo que es el coronavirus”, enfatizó Adam.