Tal como adelantó Energía Estratégica, ayer la Cámara de Empresas Pymes Regionales Productora de Biocombustibles (CEPREB) se reunió con la Secretaría de Hidrocarburos y Combustibles, precedida por Carlos Casares.

“Nos comunicaron que el precio de los biocombustibles estará congelado  por 90 días, al igual que el precio del crudo”, confía a este medio Tomás Lorda, vicepresidente de la CEPREB.

Con preocupación, el empresario comenta: “es una locura querer compararnos a nosotros, que somos industriales pymes, con una petrolera”. “El acceso financiero, la estructura de costos y la rentabilidad es muy distinta”, explica.

Lorda señala que en la reunión expusieron a Casares las dificultades que enfrentaría el sector si es que por los próximos 3 meses no se actualizan los valores al ritmo del dólar.

“Somos transformadores de aceite (de soja) en biocombustible. El 90% de nuestros costos están dolarizados y son variables, lo que nos deja en una posición crítica si no recibimos un aumento”, señala el empresario y remata: “con estos precios no podemos comprar ni siquiera el aceite”.

Lea también: «El Gobierno argentino anunció congelamiento de precios de biocombustibles por 90 días y la industria amenaza con no entregar»

Como respuesta, el titular de la Secretaría de Hidrocarburos y Combustibles les concedió una nueva reunión para el jueves de la semana que viene. “Tenemos la expectativa de que recapaciten», rescata Lorda.

El vicepresidente de la CEPREB señala que los precios debieran actualizarse en un 20%, de acuerdo a la disparada del dólar de la semana pasada.

“Sabemos que es importante que se congelen los precios de los combustibles líquidos para que la sociedad no sufra aumentos, pero nosotros no podemos afrontar esta medida: somos empresas pymes que generamos valor y empleo en las economías regionales y no nos pueden comparar con otros actores de la cadena, como las petroleras”, remarca Lorda.

Y remata: “si se congelan los precios, deberemos enfrentar una situación muy crítica porque vamos a tener que estar parados y no creo que aguantemos mucho tiempo”.