Invitados por el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia de Salta, mediante la Secretaría de Energía, el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, a través de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, el “Proyecto para la promoción de energía derivada de biomasa” (PROBIOMASA) entregará 100 becas para los respectivos cursos que se darán en tres puntos de la provincia.

El primero de ellos se desarrollará el día de mañana martes 20 en Salta Capital, en la Escuela Agrícola EET 3122. Ruta 51, km. 1. El segundo, el jueves 22 en la ciudad de Orán, en Casa del Bicentenario, Belgrano esquina Hipólito Yrigoyen. Y el tercero y último de la grilla, en la localidad de San José de Metán, el viernes 23.

Todos serán similares en su formato y contenido. El horario de desarrollo está estipulado de 9 a 13 horas y están destinados a funcionarios, productores agropecuarios, empresas agroindustriales, alumnos y docentes.

El objetivo de estos cursos provinciales, dictados por el Grupo IFES e impulsados por PROBIOMASA y las diferentes provincias, será brindar conocimientos para la implementación de proyectos de biodigestión en diferentes escalas para el aprovechamiento del biogás y revalorización económica de los efluentes orgánicos.

En diálogo con energiaestrategica.com, Gisela Gallucci, del Programa Energías No Convencionales, dependiente de la Secretaría de Energía de Salta, contó que para el primero de los cursos ya hay 76 inscriptos y más de 50 solicitudes. “Asistirán más o menos 120 personas por curso e intentaremos que todas estén becadas”, precisa.

Gallucci explica que la convocatoria está orientada particularmente sobre dos sectores: docentes de escuelas técnicas y alumnos del último año, que van a mostrar un prototipo de biodigestor para ver cómo funciona e intentar su replicación en escuelas técnicas, y productores agropecuarios independientes. El buen caudal de asistencias confirmadas por este último público entusiasma a las autoridades salteñas.

Según la joven funcionaria, la participación de productores agropecuarios, sobre todo de tamberos y criaderos de cerdo, se trata de un buen indicio para aplicar nuevos hábitos en el sector. Lograr dar valor agregado a los residuos, transformándolos en un recurso energético (biogás), y mitigar emanaciones de impacto ambiental propias de los desechos son las intenciones.

Un dato que le llama la atención a Gallucci es que las solicitudes para participar de los cursos no sólo llegan desde la provincia de Salta sino de otras como Tucumán, Jujuy y Córdoba.