Según informaron fuentes de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados, el proyecto que obtuvo media sanción por parte del Senado de la Nación, elaborado por Marcelo Guinle, legislador del Frente para la Victoria (FPV) “tuvo algunas observaciones” por parte de los asesores de los diputados.

Incluso de los asesores del oficialismo, a pesar de que el expediente fue propuesto por un colega de Santa Cruz de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, el presidente de la junta, Mario Alfredo Metaza. “Surgieron algunas dudas teóricas y se presentaron objeciones en puntos del articulado”, indicaron a Energía Estratégica representantes de la comisión.

Allegados a Marcelo Guinle, se mostraron satisfechos con la audiencia: “Se expusieron los lineamientos y quedamos para una próxima reunión. Es recién el comienzo de la discusión; hubo interrogantes por desconocimiento del proyecto o de la materia en sí. No fueron cuestionamientos, fueron dudas”.

Lo que está claro es que en esta instancia, el debate será más intenso que en senadores. En caso de que se planteen modificaciones, la iniciativa volvería para su tratamiento a senadores. Ahora bien, si es aprobado sin cambios por los diputados de Energía y Combustibles, tal como está redactado, pasaría a la comisión de Presupuesto, y recién ahí podría ingresar definitivamente al recinto. “Estamos en el comienzo”, reconocen en el sector.

Los detalles del texto

La propuesta de Guinle (descargar proyecto de ley) es actualizar la ley de energías renovables 26.190, con vistas a que en 2017 un 8 por ciento de la generación de energía eléctrica sea aportada por fuentes alternativas. Para ello establece una ingeniería financiera, pocas vistas en la actividad.

Tiene un nombre: Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (FODER), que se conformaría de la siguiente manera:

  • Destinar un mínimo del 50 por ciento del ahorro efectivo en combustibles líquidos causado por las energías renovables (se calcula que las energías renovables ahorrarían al fisco 41.000 millones de dólares hasta el año 2025)
  • Cargos específicos a la demanda
  • Recupero de capital e intereses de la financiación otorgada
  • Dividendos o utilidades percibidas por titularidad de acciones o participaciones en proyectos o ingresos por sus ventas

En cuanto al mecanismo de promoción fiscal, el nuevo texto propone:

  1. a)    Amortización acelerada del impuesto a las ganancias, a lo que se suma:
  2. b)    Devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  3. c)    Exención del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
  4. d)    Certificado Fiscal por el 20 % del componente nacional siempre que se integre un mínimo del 30%.
  5. e)    Exención del impuesto sobre la distribución de dividendos (10%) ante la reinversión de utilidades.
  6. f)     Exención de los derechos de importación para bienes de capital y equipos hasta 2017.
  7. g)    No aplicación de tributos específicos, regalías nacionales, provinciales y municipales durante el régimen de fomento.
  8. h)    Traslado de posibles aumentos fiscales a los precios de los contratos.

Otros puntos de interés

  1. i)     Tratamiento para el despacho como central hidroeléctrica de pasada, lo que brinda prioridad de despacho a los proyectos.
  2. j)     Aporte de la reserva de potencia soportado por todo el sistema.
  3. k)    Límite de 113 us$/MWh promedio al precio de los contratos suscriptos por los Grandes Usuarios (muy inferior a la penalidad de 200 us$/MWh).
  4. l)     Prioridad de acceso al financiamiento público (FODER) a proyectos con mayor  integración de componente nacional.