El lunes pasado ingresó a la Dirección General de Comisiones de la Cámara de Senadores de la Nación el “Proyecto de Ley de Promoción y Uso de Vehículos Eléctricos con Tecnologías de Energías Alternativas” bajo el expediente 2122/18. Fue presentado por la senadora por Neuquén del Movimiento Popular Neuquino, Lucila Crexell, aliada política del presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles, Guillermo Pereyra.

“Declárese de interés nacional la promoción y uso de vehículos eléctricos y con tecnologías de energías alternativas a fin de reducir el impacto ambiental negativo derivado de la emisión de gases producto de la utilización de motores de combustión interna”, apunta el proyecto que, según la legisladora, fue redactado con el asesoramiento de la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA).

Por vehículos eléctricos, la propuesta se refiere a rodados 100% eléctricos, híbridos y propulsados por un motor a celda de combustible de hidrógeno.

Crexell propone una serie de incentivos. Por un lado, anticipa que este proyecto será “complementado por otra ley que establecerá una matriz de medidas promocionales tales como exenciones impositivas a la producción nacional y a los componentes nacionales; plan de reconversión industrial; reducción promocional de la Revisión Técnica Obligatoria; otras exenciones impositivas”.

Por otra parte, establece una “reducción promocional del 50 % de los aranceles que por distintos conceptos recaudan los Registros Seccionales de la Propiedad Automotor”.

Lea también: «¿Ahora o “cuándo”? Antes de entrar en discusión electoral, empujan ley de vehículos eléctricos»

Además, exige “promover la construcción y puesta en funcionamiento de los centros de recarga en el país siguiendo los estándares internacionales”. “La reglamentación debería contemplar esta situación, y poner en funcionamiento al menos un centro de recarga a una distancia promedio entre uno y otro según la autonomía de estos vehículos”, sugiere la senadora.

Crexell tomó como antecedentes legislativos el Proyecto S4141/17 de los senadores Juan Pais, Beatriz Mirkin, Marcelo Fuentes y Juan Abal Medina; los proyectos del Diputado Gustavo Bevilacqua, 2320-D-2018 de Promoción para la instalación de equipos y terminales de carga de vehículos eléctricos, y 1279-D-2018, de Promoción de la industria de vehículos eléctricos; y el Proyecto presentado en la Legislatura de la Provincia de Santa Fe por el Diputado Joaquín Blanco (que obtuvo sanción en la Cámara de Diputados) de fomento de la industrialización de los vehículos eléctricos y con tecnologías de energías alternativas en el ámbito provincial.

Además, ya se presentaron este año del Senador nacional Fernando Pino Solanas presentó un proyecto de ley (1025/18) y el del Diputado de Cambiemos, Juan Carlos Villalonga.

“Uno de los principales beneficios de los vehículos con tecnologías de energías alternativas es su eficiencia energética, lo que redunda en un menor consumo, costos de mantenimiento y contaminación sonora, como también en una disminución de los gases de efecto invernadero (GEI), lo que contribuirá en el futuro a bajar las emisiones del dióxido de carbono”, enfatiza Crexell en su proyecto.

Y remata: “se torna esencial entender a la eficiencia energética como una transición que involucre no solo a las políticas públicas, sino a las empresas automotrices y a los conductores o usuarios de automóviles”.