La falta de caudal de los embalses ya se está haciendo notar en Colombia dado que la demanda de energía eléctrica está en crecimiento con el relajamiento de la cuarentena obligatoria.

La necesidad de prender centrales termoeléctricas está encareciendo el precio de la energía eléctrica. El último reporte de la consultora Antuko señala que el precio promedio semanal de la Bolsa de Energía subió 20 dólares el MWh, en lo que va del 25 al 31 de mayo, estacionándose en los 113 dólares por MWh.

De persistir esta situación, ¿a cuánto podría irse el precio de la energía? Según predicciones de la consultora Enersinc, en marzo del año que viene el valor podría rondar los 420 pesos por kWh; es decir, unos 120 dólares por MWh.

En diálogo con Energía Estratégica, Jorge Sierra Almanza, CEO de Enersinc, cuenta que las predicciones se basaron sobre 10 escenarios posibles. El especialista aclara que “en ninguno de los escenario están previstos cortes de suministros”.

Fuente: Enersinc

Fuente: Enersinc

En este posible escenario, Sierra indica que, por un lado, salen fortalecidas tecnologías como el gas y, sobre todo las energías renovables.

“Las renovables se vuelven importantes porque son de rápida instalación y porque el precio nivelado es bajo, por lo que se alcanza a cubrir sus costos rápidamente», enfatiza el CEO de Enersinc.

Por otro lado, para morigerar los costos de la energía, Sierra recomienda que el Gobierno asegure un cupo de compra de energía a las termoeléctricas más caras, desenlace que por lo previsto será inevitable, y que éstas se vayan stockeando con combustible. «Salir a comprarlo hoy es mucho más barato”, indica el especialista en referencia a los precios internacionales.

Cabe recordar que el precio del barril de crudo Brent pasó de costar menos de 17 dólares en abril y que a principios de este mes ya supera los 40 dólares. Según previsiones podría seguir subiendo.