¿Cómo observa la evolución del mercado de Certificados de Energías Limpias?

Ha madurado mucho en el último año en términos de número y volumen de transacciones que hemos completado entre contrapartes, a pesar de todas las noticias que vienen surgiendo en relación a su acreditación, posibles reformas y las expectativas de los posibles efectos que pudieran tener en el mercado.

Por otra parte siempre hubo una intención de que la Comisión Federal de Electricidad pudiese acreditar certificados a través de sus plantas que vienen de atrás, principalmente algunas hidroeléctricas, que con la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica podía pasar. 

Pero honestamente, en el corto plazo, no afectó tanto puesto que mi opinión sigue siendo que los CEL que CFE tenga y, en el caso que precise generarlos, se los quedará y los utilizará de una forma u otra. 

¿Y en cuanto a los privados?

Es un año muy importante porque sigue habiendo una bajada de precio de CEL. Hay más CEL disponibles en el mercado, pero aún así, desde diciembre de 2020 se encuentran desde un máximo de USD 7 a USD 5,5, aunque puede ser que próximamente haya transacciones más cercanas a los USD 5. 

Comparado a años anteriores, hay transacciones de gran volumen más recurrentemente. No sólo 1.000/5.000/10.000 Certificados de Energías Limpias, sino que incluso ya hay de 100.000, que comienzan a ser más normales y no algo que sólo sucedía una vez al año.  

Ese punto, unido al hecho de que muchos proyectos renovables de los que precisamente deben acreditar esos CEL tienen PPA o contratos a largo plazo con volúmenes de CEL ya pactados, se vienen retrasando por temas regulatorios y de interconexión. 

¿Qué generan esos retrasos en relación a los CEL?

Crean un desbalance en el corto plazo del volumen de CEL que se supone que están disponibles en el mercado y los que realmente están disponibles y se logran transaccionar o vender entre los participantes.

Hay participantes que entregan un cierto volumen en sus contratos a largo plazo entre entidades privadas y no los están produciendo. Tienen que buscar una solución, puede ser comprarlos a un tercero o incluso se ve interés en un formato de compra a fecha presente y regreso de los CEL a futuro a un precio establecido por esa necesidad de corto plazo de solucionar el desbalance. 

Creo que es un tema de demanda y disponibilidad que realmente a día de hoy ha afectado directamente el tema regulatorio en el precio del CEL.

¿Puede balancearse el mercado en caso de que la Suprema Corte suspenda la reforma a la LIE? ¿De qué modo puede influir?

Creo que tardará un poco. Incluso si regulatoriamente no pasa nada y todo queda como estaba, aún así hay retrasos en las interconexiones de los proyectos renovables que se construyen, en la acreditación de esos CEL. Lo mismo en la demanda, que ha tenido un gran incremento en el último año y especialmente en los últimos meses. 

Hay que tener en cuenta esos desbalances de interconexión, acreditación y consumo de los CEL, y que, del lado de desarrollo, muchos proyectos fueron financiados con una expectativa de precio de CEL que desde luego no es cero. 

Hay factores de ese estilo que influencian el precio que, en el corto plazo, los generadores están colocando sus excedentes de CEL, pero siempre tenderá a normalizarse una vez que se nivelen esos actores de corto plazo. Entonces la demanda y la generación serán quienes dictarán el precio al que se queden.

¿Cuál es su expectativa en relación a permisos?

Para los proyectos que ya se desarrollaron o en proceso de construcción, y que bajo las reglas del mercado y regulatoriamente han hecho todo lo que debían y cumplido, esos permisos deberían solucionarse a la brevedad. Lo que está por verse es qué sucede con los proyectos nuevos.