Vale reafirmar que la energía hidroeléctrica es de por sí una energía renovable, ya que aprovecha un recurso renovable como es el hídrico, para generar electricidad sin alterar su cantidad y calidad, con muy reducida emisión de gases nocivos que afectan la atmósfera.

La denominamos energía renovable convencional (ERC). Por otro lado están las energías renovables no convencionales (ERNC) como ser, entre otras: las eólicas, solares, geotérmicas, mareomotrices y las de biomasa.

nota-6

nota-6

El comportamiento de la demanda de energía eléctrica durante el período 1992-2015 mostró un crecimiento promedio del 4,16% anual acumulado (a.a.).

A largo plazo y con políticas de eficiencia vía programas de uso racional y eficiente de la energía puede reducirse el nivel actual de consumo eléctrico y ensayar entonces, por ejemplo, un crecimiento futuro de la misma a una tasa del 3,5% a.a

Con este escenario se duplicaría la demanda total actual de energía eléctrica al pasar de un valor de 136.870 GWh registrado en el año 2015 a un valor de 272.340 GWh proyectado para el año 2035.

En las próximas dos décadas deberíamos incorporar al parque de generación una potencia, en promedio, de entre 1.500 MW a 1.700 MW por año.

Se analizó la posibilidad de diversificar la matriz eléctrica a largo plazo incorporando fundamentalmente equipamiento hidroeléctrico, nuclear, eólico y fotovoltaico.

La ley 27.191 de promoción de energías renovables (no convencionales) para el uso en generación de energía eléctrica establece como metas que para el año 2017 éstas fuentes deben cubrir el 8% del consumo de energía eléctrica nacional (imposible de cumplir), debiendo alcanzar el 20% del mismo para el año 2025.

En el año 2015 la generación del sistema interconectado nacional mediante recursos renovables no convencionales fue de solo 916 GWh provenientes de las energías eólica y solar.

Ver informe completo.

Con la proyección de la demanda antes mencionada, los porcentajes del consumo a cubrir en los hitos planteados se traducirían estimativamente en una energía anual de 11.730 GWh, 38.615 GWh para los años 2017 y 2025, respectivamente y un supuesto de 70.800 GWh para el año 2035 si se pretende alcanzar un 26%, lo cual muestra el desafío que tiene por delante el país en este campo.

Para el empleo de energía nuclear se dispone de la ley 26.566, Plan Nuclear Argentino, que prevé además de poner en marcha la central nuclear Atucha II, prolongar la vida de la central nuclear Embalse –tarea actualmente en ejecución-, construir la 4° y 5° centrales nucleares e impulsar el proyecto Central Argentina de Elementos Modulares (CAREM).

De concretarse este plan, en el año 2035 se podría estar aportando al sistema 27.000 GWh/año.

Siguiendo con el razonamiento de reconvertir la matriz eléctrica aumentando la contribución de las energías renovables, deberíamos apoyarnos también en un recurso natural limpio y abundante como es el recurso hídrico. Cabe citar que el potencial hidroeléctrico técnicamente explotable de Argentina sería del orden de 32 GW.

Ello surge de considerar todos los proyectos hidroeléctricos de más de 1 MW de potencia instalada; un solo aprovechamiento reformulado en el Paraná Medio con una potencia del orden de 600 MW y un reparto de las obras binacionales del 50% a largo plazo para cada país.

El parque de generación actual dispone de una potencia instalada total del orden de 11 GW, es decir que recién habríamos aprovechado la tercera parte del potencial disponible.

Surge entonces la siguiente pregunta: ¿en el hipoté- tico reparto de fuentes energéticas cuánto podría corresponderle a la energía hidroeléctrica en las próximas dos décadas?

Como oferta hidroeléctrica y considerando solamente una selección de 34 proyectos que cumplen la condición de maximizar la potencia y la energía media anual, se podría aportar mediante esta tecnología una potencia de 11.600 MW, con lo cual se duplicaría la actual potencia hidráulica instalada en el sistema.

Este equipamiento sería capaz de generar una energía media anual del orden de 49.000 GWh

nota-6

nota-6

nota-6

nota-6