En el marco del encuentro informativo organizado por Deloitte, titulado “Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento”, Millán García-Tola, Director de Hidrógeno Verde de Iberdrola; Belén Linares, Directora de Innovación de Acciona y Tomas Malango, Director de Hidrógeno de Repsol dieron su visión sobre el futuro del hidrógeno renovable y sus expectativas sobre el PERTE ERHA (Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento).

Uno de los principales temas fue la creación de la demanda de este vector energético, teniendo en cuenta que el plan establece 3 horizontes a alcanzar, divididos en etapas, y sólo existe el consumo creado en la primera de ellas, en las restantes se deberá trabajar para ello. 

Del 2020 al 2024, el PERTE ERHA tiene como horizonte instalar al menos 6 GW de electrolizadores en la Unión Europea (EU) y la producción de 1 millón de toneladas de hidrógeno renovable. En la segunda esos números crecen a 40 GW y 10 millones de toneladas, con vistas a 2030. Y finalmente para 2050 se espera que las tecnologías de hidrógeno renovable deberían alcanzar la madurez y desplegarse a gran escala.

En esa línea, Linares se refirió a la necesidad de unir la demanda ya creada con los proyectos a desarrollarse. «Esto es muy interesante porque va a dinamizar claramente la necesidad de realizar una actividad comercial intensa con este tipo de clientes», resaltó la directora de Acciona.

García-Tola, por su parte, destacó el proyecto que desde Iberdrola construyeron en Barcelona:  «El ayuntamiento tomó la decisión de sacar un proyecto piloto en el cual una licitación pública, hubo un ganador. Por lo tanto es un proyecto que por sí es sostenible», comentó el ejecutivo.

Escala

Por otra parte, Linares se refirió a los proyectos incentivados por el Programa de incentivos a proyectos pioneros y singulares de hidrógeno renovable (Programa H2 PIONEROS): «Son pequeños, comparado con las aspiraciones que podamos tener en nuestras empresas, pero es cierto que para la evolución tecnológica de la electrólisis, son proyectos grandes, porque tecnológicamente son un reto», analizó Linares.

Por su parte, Malango habló de la cantidad y de la viabilidad de estos emprendimientos. «Estamos cerca de los 600 proyectos en el plan” de hidrógeno verde, precisó. Y advirtió: “No sé si nos dará tiempo a ejecutarlos a todos como país”.

El Director de Hidrógeno de Repsol propuso la integración de “toda la cadena de valor”, y la posibilidad de diferenciar los proyectos que “realmente son sólidos, de los que no lo son tanto».

En ese sentido, Linares consideró que “la electrólisis es una tecnología que tiene una curva de aprendizaje importante, a imagen de lo que vivimos con la eólica, la fotovoltaica o lo que estamos viviendo con las baterías».

Y contó su experiencia entre Acciona con Plug Power: «Para tratar de impulsar esta tecnología hemos generado este vehículo que se llama “Acciona Plug”, es el que está desarrollando proyectos de hidrógeno verde, comerciales, singulares e innovadores en España y Portugal».

En esa línea, Malango resaltó las capacidades de Iberia para desarrollarse como una potencia en la producción de este vector energético. Pero, para alcanzar ese fin, se deberán comprometer recursos en los próximos 5 a 10 años. Por ello, valoró la creación del PERTE y su estructura “flexible”, capaz de alcanzar los objetivos que se propone.