El CAF Banco de Desarrollo de America Latina anunció la segunda colocación de bonos verdes para inversionistas internacionales por USD 30 millones. Con esto se busca apoyar el desarrollo sostenible en América Latina a través del financiamiento de nuevos emprendimientos en la región.

“En CAF estamos comprometidos con la migración hacia economías bajas en carbono y resilientes al cambio climático, por eso el 28% del monto total de las operaciones de crédito y cooperación técnica en 2017 correspondió a financiamiento verde”, dijo Luis Carranza, presidente ejecutivo de la institución.

La misma, aclara el comunicado de prensa oficial, forma parte de un programa de emisiones dirigido principalmente a promover el financiamiento de proyectos con alto impacto ambiental y social en la región. Entre ellos, cabe destacar que los emprendimientos renovables son favoritos.

Este lanzamiento se enmarca en el Programa de Emisión de Bonos Verdes que, entre las dos primeras operaciones habría logrado captar un total de USD 82,2 millones.

«Estamos ejecutando con éxito [este programa], gracias a la confianza de los inversionistas nos permitirá seguir avanzando en esta dirección para promover el desarrollo sostenible en América Latina», agregó la autoridad del CAF.

El banco encargado de la colocación de estos Bonos fue BNP Paribas. De los mismos se especifica que serán por un monto hasta USD 30 millones a un plazo de 5 años.

Lea también: CAF aprobó préstamos por USD 100 millones para obras eléctricas de alta tensión para la Provincia Buenos Aires

A esto se suma un nuevo anuncio relevante para empresarios españoles que buscan desarrollar proyectos de infraestructura sostenibles en Latinoamérica. El CAF recibió un préstamo de USD 130 millones del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para «fomentar la internacionalización de las empresas españolas en América Latina».

En este caso, es el segundo acuerdo que suscribe el ICO y el CAF en lo que sería el programa «Línea ICO Canal Internacional», cuyo objetivo sería puntualmente impulsar la financiación de proyectos de infraestructura que impacten positivamente en el desarrollo sostenible y ambiental de la región.