El modelo que nosotros venimos desarrollando apunta a tratar de insertar la tecnología en una escala más chica”, dice el ingeniero Mauro Barberis, socio fundador de IFBio S.A., a Energía Estratégica.

Aclara que la planta no está específicamente diseñada para una familia tipo porque esta puede llegar a producir entre un kilo y medio y dos por día de basura orgánica, y lo que se requiere son 5 kilos diarios para que “el rendimiento del equipo sea interesante”.

El experto explica que son necesarios entre 3,5 y 6 metros cuadrados, dependiendo al capacidad del equipo, para poder montar uno de estos biodigestores y que la producción es de 1 m3/día, lo que alcanzaría a generar aproximadamente unas 4 horas de uso de cocina, todo un número a la hora de hacer cálculos anuales de ahorro de gas natural.

Al principio apuntamos mucho al rubro hotelería, gastronomía, lugares donde haya una generación de residuos importantes con el atractivo de que estos generen su propia fuente de energía limpia con la basura producida ahí mismo”, cuenta Barberis.

Dice que hace 2 meses que tienen en pleno funcionamiento un prototipo y que el lanzamiento al mercado es reciente.

Ahora están en plena tratativa de un convenio con el colegio de arquitectos de la ciudad de Córdoba, pronto a cerrarse en Villa Parque Síquiman, donde diseñarán una eco casa con este sistema de biodigestión.

Es una tecnología que aún no es del todo conocida”, comenta y agrega que están siendo altamente consultados por esta innovación.

Sería interesante el armado de políticas urbanas para la concentración de residuos orgánicos en la generación de biogás.