El 26º período de sesiones de la Conferencia de las Partes (COP 26) estaba previsto que se celebrara del 9 al 19 de noviembre de 2020, en Glasgow, Reino Unido.

Ayer, debido a la pandemia de COVID-19, la Mesa de la Conferencia de las Partes anunció que se celebraría finalmente en 2021.

«A la luz de los efectos mundiales actuales de COVID-19, ya no es posible celebrar una COP26 ambiciosa e inclusiva en noviembre de 2020», anunciaron los organizadores.

Y aclararon que «la reprogramación garantizará que todas las partes puedan centrarse en las cuestiones que se examinarán durante la conferencia y dará más tiempo para que se realicen los preparativos necesarios».

A este tipo de cumbres acuden representantes de casi 200 países, además de empresas, administraciones públicas, activistas, científicos, académicos y la sociedad civil en su conjunto, para participar en múltiples actos dentro y fuera de las instalaciones, que congregan durante casi dos semanas a miles de personas, y que, en este caso, agravarían el riesgo de contagio del coronavirus.

Entre las prioridades para la cita de Glasgow estaba la de organizar de forma «oficial» la revisión al alza de las llamadas «contribuciones determinadas a nivel nacional» de los países o NDC, planteadas en el Acuerdo de París, para reducir las emisiones con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono a mitad de siglo.

La Pre-COP de Italia y el evento «Juventud por el clima» también se posponen. (Ver)

La cobertura del Centro de Conocimiento del SDG de la COP 25 y eventos relacionados aquí. (Ver)

En la COP26 se volverá a discutir puntos que fueron consensuados durante la COP de París. (Descargar Acuerdo de París)