El 13 de diciembre del año pasado, la empresa del estado provincial Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) y la compañía italiana Seri, firmaron un acuerdo para la creación de Jujuy Litio S.A., que tiene como objetivo el montaje de una importante planta para la fabricación de baterías de litio.

La inversión total prevista ronda los 60 millones de dólares y las baterías eficientes que se produjesen tendrían como objetivo el mercado de colectivos para el transporte de pasajeros y el almacenaje de energía eléctrica proveniente de parques eólicos y solares, explica a Energía Estratégica Carlos Oehler, Presidente de JEMSE.

La expectativa de inicio de construcción estaba anclada en el mes de marzo pasado, pero hubo una serie de atrasos que lo impidieron.

Una de las cuestiones tuvo que ver con un problema técnico del grupo Seri, concerniente a la estabilidad de producción del material activo, inconveniente que terminó por resolverse. Pero luego, la hecatombe financiera desatada desde fines de abril hasta esta parte complicó más las cosas.

Lea también: «En Jujuy se discutió sobre el futuro del litio nacional como componente energético»

Por ello, Oehler cuenta que “todavía se está en etapa preliminar del diseño de la ingeniería del proyecto de la planta industrial”.

“No hay una fecha definida” sino el “compromiso de adelantar el inicio de la construcción de las naves para la instalación de la planta, lo más rápido que se pueda”, enfatiza el funcionario y asegura que el proyecto sigue en pie como se había programado.

Según el titular de JEMSE el montado de la fábrica cuenta de tres etapas. La primera, que corresponde al armado de baterías con unas celdas producidas a partir de la tecnología que viene desarrollando el Grupo Seri; una segunda, que tiene que ver con la producción del material activo de esas celdas; y una tercera etapa que tiene que ver con un proceso integral de baterías de litio.

Oehler destaca que existe un compromiso para que el 5 por ciento de la producción anual de litio de Jujuy sea destinado para la fabricación de baterías.

Actualmente la Provincia cuenta con una planta de extracción de litio en el salar de Olaroz Cauchari, propiedad de Sales de Jujuy. Tiene una capacidad nominal de producción de 17.500 toneladas de carbonato de litio anuales con proyección a ampliarse en el 2020/2021, a 35.000 toneladas.

Lea también: «Jujuy lanzó una medida para potenciar inversiones en explotación de litio y proyectos de energías renovables»

También hay planes de inversión por parte de la firma Minera Exar S.A., las cuales consta de dos etapas; la primera, que apunta a producir 25.000 toneladas de carbonato de litio, hacia el último trimestre del 2019, y una segunda etapa para el 2023, donde se podrán extraer un máximo de 50.000 toneladas.

Cabe recordar que a mediados de agosto la Provincia lanzó el Decreto 7.180, que apunta a incentivas inversiones para exploración y explotación de yacimientos de litio pero también para proyectos que le den valor agregado. La medida también apunta a incentivas emprendimientos de energías renovables.