Este mes, el Viceministerio de Minas y Energía del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones se comprometió junto a otros actores del sector frente a la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) a empezar a delinear una estrategia a largo plazo que permita aumentar la participación de estas alternativas de generación en la matriz energética local. 

Hasta tanto, proveedores de energía solar en Paraguay aseguran que mantienen sus negocios fundamentalmente de la mano de pequeñas instalaciones off-grid. Para crecer, el sector aguardaría con ansias nuevas medidas de promoción que les permitan aumentar su penetración en otros segmentos del mercado. 

Una alternativa que plantea la iniciativa privada en el corto plazo es retomar licitaciones para alumbrado y otras obras públicas que integren energía solar, donde puedan demostrar la competitividad de los jugadores del mercado y las tecnologías que garantizan suministros superiores a los 20 años.

Una de las empresas ganadoras de una licitación para la provisión y montaje de los equipos fotovoltaicos para paradas de buses inteligentes se refirió a este tema en conversación con Energía Estratégica.

“Hay muy buenas experiencias en el país con licitaciones para la instalación de equipos solares en infraestructura urbana pública como para paradas de buses inteligentes. Deseamos que los procesos continúen para que empresas como nosotros podamos seguir en competencia”, indicó Juan Carlos Fariña, ingeniero de proyecto de Solar Maker.

También valoró como positivo si se continúan las convocatorias para licitaciones de iluminación con energía solar. 

“Para finales de este año o inicios del próximo aguardamos por un llamado para 700 puntos del país que se quieren iluminar con energía solar para avenidas. Esperemos que el gobierno le de continuidad”, indicó el referente de proyectos de Solar Maker. 

Pese a que las empresas siempre están trabajando para ofrecer los precios más competitivos en este tipo de pujas, una barrera que encuentran los proveedores en Paraguay son los aranceles que hoy enfrentan los componentes importados. Mientras que la tasa arancelaria de los paneles solares estaría fijada en un 2% en Paraguay, para el resto de equipos que ingresan al país el porcentaje rondaría el 16% y el 18%. 

“De estarse trabajando una nueva ley, precisamos que forme parte de la misma una exención de aranceles para alivianar el costo de los sistemas”, indicó Fariña.  

Otra de las barreras para competir de licitaciones son los requisitos de entrada para calificar en el proceso: “lo que pedimos de cara a nuevas licitaciones es que las condiciones sean favorables para la competencia. A veces, nos encontramos con requisitos complicados de cumplir en el corto plazo, como certificados que no se pueden conseguir en el tiempo que dura el proceso de licitación. Si la vara es muy alta, sólo habrá tres empresas grandes y el resto del mercado se quedará fuera”. 

Más generación renovable 

De acuerdo con la óptica del ingeniero de proyectos de Solar Maker, plantear la urgencia de avanzar hacia grandes parques renovables sería necesaria. 

“Si bien Paraguay hoy cuenta con energía abundante, las proyecciones para el 2030 o 2035 indican una enorme tasa de avance en cuanto al aumento de la demanda, que llevarían a usar todo el potencial de Itaipú y Yacyretá”, advirtió. 

Y recomendó: “Ahora es el momento para apostar a la energía solar y pequeñas centrales hidráulicas que nos darán alivio a futuro”. 

Para ello se requerirían mejoras de fondo para fomentar la actividad en Paraguay. No sólo abriendo el mercado a actores que persigan desarrollar proyectos de gran escala sino también a democratizar el sector permitiendo instalaciones particulares. 

“Lastimosamente, en Paraguay todavía no tenemos una ley y reglamentación que ofrezcan un marco claro para poder inyectar energía a la red y recibir una retribución a cambio. Pero cuando esto suceda, el mercado cambiará por completo para beneficio de todos”.