Plantean reforzar la regulación de generación distribuida en República Dominicana 

Distribuidoras advierten sobre pérdidas millonarias que se desprendería de una falta de actualización normativa que acompañe el crecimiento de las energías renovables. 


En el marco de la celebración del Día Mundial de la Eficiencia Energética, República Dominicana convocó a una jornada de debate sobre temas transversales al sector energético.

Durante el segundo bloque de aquel evento, Edward Veras, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), y Milton Morrison, gerente general de Edesur, presentaron el tema: Generación distribuida y eficiencia energética en la República Dominicana.

“La tendencia en el siglo XXI es que como usuarios nos convirtamos cada vez más en generadores de nuestras necesidades energéticas. Y como empresas distribuidoras hemos sido el canal para expandirla en los últimos 10 años”, introdujo el referente de la CNE.

Y es que, con la aplicación de la Ley 5707 de incentivo a las energías renovables y posteriormente la aprobación de los reglamentos de medición neta y generación distribuida en julio de 2012, las distribuidoras han visto que se han instalado cerca 161 MW en generación distribuida.

Ahora bien, ¿qué reto enfrenta el sector? Milton Morrison señaló la urgencia de regular la actividad para que sea sostenible.

“La regulación y la normativa no ha ido avanzando como los tiempos plantean”, advirtió.

“Las distribuidoras estamos siendo víctimas de una realidad que promovemos. Nos genera pérdidas importantes”.

“23 millones de dólares dejan de percibirse en nuestra distribuidora por esa realidad (…) Debemos pasar de la medición neta a la facturación neta”.

Y explicó: una generación distribuida no tiene los mismos costos que tiene la empresa distribuidora para suplir los mismos kW que nos están intercambiando. Esto incluye el Valor Agregado de la Distribución, el Valor Agregado de la Transmisión, el costo por potencia pagada por la distribuidora a los generadores, etc”

“Nosotros decimos -y que esto quede claro- entendemos que hay que seguir fomentando eso, pero evitando el círculo vicioso destructivo que termina drenando las empresas distribuidoras”.

“Tenemos que ir a la regulación básica de generación distribuida con la participación de la Superintendencia y la Comisión, bajo la rectoría del ministerio”, agregó el director ejecutivo de la CNE.

Al respecto, el viceministro de Ahorro y Eficiencia Energética, Alfonso Rodríguez -quien ofició de moderador en aquella mesa de debate- consultó: ¿No consideran que es una desventaja competitiva contra un generador formal que un grupo de personas quieran instalar generación distribuida e inyectar a la red?

De acuerdo a la óptica del titular de la CNE aquellos actores no serían comparables y llamó a evaluar los dos modelos de negocios por separado, el de generación a gran escala por un lado, y el de generación distribuida por otro. En el caso de esta última, valoró que no se trata de un negocio lucrativo, sino que se puede ver como “la autosostenibilidad del usuario”.

Luego, subrayó: «Debemos ir a una regulación más eficiente para que la empresa de distribución sienta que sus inversiones estén representadas en ese modelo micro de negocios”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019