La semana pasada el gobierno de la Provincia de Buenos Aires dio un paso importante para las bioenergías: presentó el Plan de Bioeconomía bonaerense ante representantes de las cadenas productivas, asociaciones y empresas.

Se trata de un programa que busca aprovechar el gran recurso de biomasa con el que cuenta la Provincia. “Tenemos 4.800 hectáreas para mostrar acciones en esta materia a través de nuestras chacras experimentales ubicadas en distintos puntos de la Provincia”, ilustró durante el acto de presentación del plan el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís.

En entrevista para energiaestrategica.com, Jorge López, socio fundador de la firma Piroflamegas S.A., una de las empresas que rubricó con Agroindustria un acuerdo marco de colaboración para realizar pruebas y estudios del comportamiento de diferentes biomasas de Buenos Aires, da precisiones sobre el rol de la firma en el convenio.

Lea también: «Provincia de Buenos Aires puso en marcha su Plan de Bioeconomía y energías renovables»

¿De qué se trata el acuerdo firmado con la Provincia?

Dentro de ese acuerdo nosotros nos comprometimos a suministrar un equipo de producción de gas de síntesis y energía eléctrica a la Provincia, instalarlo y operarlo y ellos proveerán la biomasa y harán una expansión de la tecnología y sus resultados y beneficios a todo el arco productivo provincial incentivando la disponibilidad de líneas de crédito tanto del BAPRO como del Banco Provincia y el Proinged para este tipo de proyectos que, prometieron, serán fuertemente impulsados desde ese Ministerio.

Se acordó también que nuestra empresa instalaría en la próxima expoagro, en el pabellón de la Provincia, un sistema que estará en operación generando energía eléctrica de residuos de la agricultura durante todo el tiempo de duración de la feria, la que será inaugurada por la Gobernadora.

¿Cuándo estaría en marcha el equipo?

El equipo, primeramente, estará operativo en Expoagro, en el Stand de la Provincia de Buenos Aires. Allí trabajará algunas horas por día transformando diferentes biomasas en syngas y energía eléctrica durante 4 horas por día (no más por la imposibilidad de almacenar gran cantidad de materia prima).

Utilizaremos rastrojo de trigo, maíz y otros cereales. Tal vez se incorpore cáscara de maní y estiércol de vaca (si fuera posible ingresarlo). La operación será con el llamado a la concurrencia y se mostrará el arranque del equipo, la generación eléctrica, y los bajos volúmenes residuales de materia inorgánica.

¿Cómo se estableció aquel marco de trabajo junto con el Ministerio bonaerense?

El Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires ha puesto gran énfasis en la generación de energía eléctrica a partir de residuos de la agro-industria, principalmente aquellos que en la actualidad no tienen un destino comercial o útil: como los rastrojos, estiércoles y hasta residuos domiciliarios.

Entonces, el objetivo del Ministerio es hacer conocer una tecnología –la nuestra- apta para el procesamiento de dichos residuos convirtiendo lo que era un costo operativo en una nueva unidad de negocios en cada empresa de la Provincia.

Para eso no solo convocará a empresarios y asociaciones de la especialidad a probar en nuestro sistema sus biomasas residuales sino que también organizará con el Banco de la Provincia de Buenos Aires y otras agencias financieras líneas de crédito para facilitar la adquisición de la tecnología y facilidades para la venta de la electricidad producida, sea al Cammesa o a la propia Provincia.

Esta acción, se enmarca en una política de expansión de la bioenergía dentro del Gobierno Provincial y que ahora ellos denominan “bioeconomía”.

¿Consideran que este tipo de iniciativas son alentadoras para dar a conocer la tecnología?

El Ministerio considera que la mejor forma de hacer conocer la tecnología pero, aún más, que los empresarios y asociaciones tengan un cuadro adecuado de la misma para aplicarla a sus proyectos, es, justamente, la de hacer trabajar un equipo en situaciones reales y con las diferentes biomasas que se producen en la Prov. de Buenos Aires, de tal forma que no solo se pueda conocer sino probar resultados adecuados de generación eléctrica renovable y a bajo consto con desperdicios que, como dije, actualmente implican un costo de deposición.

En su discurso, Leonardo Sarquis (el ministro de Agroindustria), justamente, puso a la producción de energía eléctrica derivada del tratamiento de los residuos rurales e industriales como el primer y más importante eslabón de la política agro energética de la Provincia y este proceso que iniciamos en conjunto es el primer paso en ese sentido.

nota