La Generación Distribuida mediante fuentes de energías renovables es una actividad que inició en 2018 en Colombia. En 2019, según empresas del sector, hubo un crecimiento exponencial en consultas e instalaciones efectivas.

Tal es así que empresas incumbentes, aquellas que forman parte de la cadena de generación de energía a gran escala y distribución, comenzaron a ofrecer el servicio a sus contribuyentes. Pero algunos empresarios ven a esta maniobra como trabas para el normal desarrollo de la competencia.

Para analizar este tema, Energía Estratégica entrevistó a Pablo Corredor, especialista en energías renovables y Gerente de la firma PHC.

¿Cuánto cree que podría expandirse el mercado de la generación distribuida en Colombia durante los próximos años?

No existen estudios que den confianza de este pronóstico, sin embargo, creo que durante los próximos diez años podríamos superar los 1.000 o 1.500 MW de generación distribuida.

¿Qué papel podrían tomar las distribuidoras en este mercado?

El papel de las distribuidoras debe ser garantizar el libre acceso a la red. Operar y mantener la red de distribución de una forma eficiente y con calidad y, además, garantizar que haya simetría en la información.

¿Podrían ser las distribuidoras las que vendan e instalen las soluciones fotovoltaicas?

Con respecto a que ellas puedan vender e instalar soluciones fotovoltaicas, en mi opinión lo ideal es que no, pero de acuerdo a la Ley del Plan de Desarrollo puede haber integración vertical de estas empresas.

Por tanto, sería conveniente reglamentar esta Ley de tal forma que lo puedan hacer preferiblemente a través de una empresa jurídicamente independiente de la empresa que maneja la distribución, para que los entes de control puedan vigilar su transparencia y el no ejercicio del posible poder de mercado.

Si se permite que lo hagan sin necesidad de una separación jurídica del negocio de distribución, en mi opinión es necesario definir requisitos de gobierno corporativo muy exigentes con una estricta vigilancia de los entes de control.

¿Podría haber confrontaciones entre el modelo de negocio pudieran ofrecer los operadores de red y las empresas proveedoras e instaladoras de equipos fotovoltaicos?

Debería haber una sana competencia en igualdad de condiciones en cuanto acceso a la red e información.

¿El Gobierno debiera registrar las conexiones de Generación Distribuida?

El Gobierno sí debería tener un registro de las conexiones existentes y de las futuras y ponerlo público, para garantizar la transparencia, especialmente para los futuros inversionistas en generación distribuida y así evitar posibles barreras que se originen en la asimetría de la información.

¿Y  es necesario fijarse metas de potencia con un plazo determinado?

En cuanto a metas de potencia, deberían ser indicativas y permitir que el mercado vaya desarrollando la generación distribuida sin que estas metas vayan a ser un obstáculo o pretexto de los incumbentes para influir en el crecimiento del mercado de la generación distribuida.

Pablo Corredor, Gerente de PHC