El martes pasado, antes del partido de la Argentina contra Nigeria por la copa mundial de fútbol, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación y autoridades de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) celebraban su propio encuentro, junto a empresas del sector privado.

Dos pesos pesados del mercado, uno nacional y otro internacional, firmaron cuatro nuevos contratos PPA.

Genneia, por un lado, celebró acuerdos por los dos parques eólicos que adjudicó en la Ronda 2 del Programa RenovAr, ambos en la Provincia de Chubut: “Chubut Norte III”, de 57, 6 MW, y “Chubut Norte IV”, de 82,8 MW.

Además, firmó el contrato del proyecto de biomasa que generará energía eléctrica a partir de la vinaza y del bagazo de la caña de azúcar. Se trata de “Biomasa La Florida”, ubicado en Tucumán, de 19 MW.

Ambos contratos eólicos fueron adjudicados a un precio de 38,9 dólares por MWh, mientras que el de biomasa lo hizo a 106,73 dólares por MWh. Como todos los contratos del Programa RenovAr, el plazo de operación comercial convenido es por 20 años.

Lea también: «Objetivo Ronda 2: en dos meses se deberán firmar 64 contratos de proyectos de energías renovables»

Por otro lado, la filial de la empresa italiana Enel Green Power en Argentina firmó su PPA por el único proyecto eólico adjudicado en la Ronda 2, “Pampa Chubut”, de 100 MW. Se ubicará en el sito en Escalante, Provincia de Chubut.

El precio que Estado argentino pagará por la energía que este parque inyecte al SADI es de 40,27 dólares por MWh.

Estos cuatro proyectos se suman a los 24 que ya han sido celebrados, totalizando 659,4 MW.

Aún restan firmarse otros 60 contratos de esta Ronda 2, por una potencia total de 1.383,6 MW.

De acuerdo a la extensión de plazo otorgado por el Ministerio de Energía y Minería, los inversores que aún no han firmado sus contratos tendrán tiempo de hacerlo hasta mediados de agosto, para los de la Fase 1, y principios de septiembre, para los de la Fase 2.