10 de octubre 2023

Perú avanza hacia una minería más sostenible con energías limpias

De acuerdo a Rosa María Flores-Araoz, CEO de Kallpa Generación, el país evidencia un fuerte compromiso por adoptar prácticas más sostenibles y aprovechar fuentes de energía limpia para fortalecer su matriz energética, sobre todo en la industria minera.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Las energías renovables ofrecen oportunidades importantes para la industria minera en Perú, tanto en términos de reducción de costos como de mejora de la sostenibilidad ambiental. 

A medida que la tecnología continúa mejorando y se implementan políticas favorables, es probable que estas oportunidades sigan creciendo y desempeñen un papel fundamental en el futuro de la minería en el país. 

Bajo esta premisa, con proyectos en marcha y un enfoque en la energía renovable, el país está avanzando hacia un futuro más verde y prometedor para la industria minera.

En una entrevista con el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Rosa María Flores-Araoz, CEO de Kallpa Generación, empresa enfocada en la energía eléctrica con fuerte presencia en el país, compartió los principales desafíos que tiene Perú para el fortalecimiento de su matriz energética con fuentes renovables.

“El sector energía es un aliado natural para la minería, por lo que trabajamos juntos para promover un suministro de electricidad seguro, confiable y sostenible.  La minería, como principal industria de nuestro país, opera de acuerdo a estándares internacionales, demostrando así su gran compromiso con la sostenibilidad”, señaló. 

A modo de ejemplo, reveló que ya es práctica generalizada en el sector eléctrico entregar certificados de energía renovable a clientes mineros, auditados por firmas internacionales, lo que les permite garantizar la reducción de su huella de carbono. 

“Asimismo, gracias a la evolución de la tecnología, hay una continua búsqueda por reducir emisiones en los procesos mineros. Tal es el caso de la incorporación de flota vehicular eléctrica”, agregó.

No obstante, Flores-Araoz, destacó que existen varios desafíos todavía en la industria minera del Perú para el uso de energías limpias: “Hay todavía un largo camino por recorrer. Desde el sector energía seguimos innovando para ofrecer nuevas soluciones energéticas acordes con el avance tecnológico y con las necesidades de actividades más sostenibles”. 

“Nuestro país posee ya una matriz energética renovable y el objetivo es fortalecerla a través del ingreso de mayor energía renovable no convencional, como la solar y la eólica, tomando en cuenta todas las aristas y manteniendo la seguridad del sistema”.

En este sentido, la experta señaló que hay dos proyectos de ley que se están debatiendo en el Congreso para promover el hidrógeno verde y por el lado del Ministerio de Energía y Minas se viene trabajando en su hoja de ruta. 

Y afirmó: “Felicitamos el esfuerzo que vienen realizando las autoridades y el impulso que tiene Asociación Peruana de Hidrógeno ( H2 Perú) y esperamos que se sigan generando espacios que sirvan también para seguir poniendo en valor el desarrollo de nuevas fuentes de generación renovable como el hidrógeno verde”.

En tanto a los avances que se están llevando adelante para impulsar la producción de hidrógeno verde destacó que la H2 Perú, viene realizando un trabajo muy importante en distintos niveles y con distintos actores para dar a conocer las ventajas del hidrógeno y el impacto positivo que este tendría para nuestro país.

Si bien aún no se cuenta con una Estrategia Nacional de Hidrógeno en el país, (H2 Perú) el gremio referente del vector energético, ya redactó su Hoja de Ruta que sienta las bases para detonar la industria.

En el documento, elaborado por especialistas de cada una de las empresas e instituciones con experiencia en el pronóstico de mercados, planificación de demanda y experiencia en el sector energético, se estima que para el 2050 Perú podría desplegar hasta 12 GW de electrólisis con un costo meta de 1 USD/kg.

A través de estudios también identifican un potencial “Valle del hidrógeno sur” conformado por las regiones Ica, Arequipa, Moquegua, Tacna y Puno, donde se podrían desarrollar hasta seis hubs de producción de hidrógeno verde para satisfacer la demanda local y generar un nuevo mercado de exportación. 

Además, con su actividad identifican los instrumentos regulatorios sectoriales necesarios para incluir al vector energético en cada una de las industrias y descarbonizar la economía en las regiones más atractivas del país.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *