¿Qué impacto podría tener la Ley Marco sobre Cambio Climático respecto a las energías renovables en Perú? (ver Ley)

El impacto es positivo porque genera un marco especial para el cambio climático por lo cual afianza el cumplimiento del compromiso de Perú ante el Acuerdo de París que es a través de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés). Si bien especifica una reducción a nivel nacional, tuvo un proceso interno doméstico donde se evaluaba a nivel sectorial distintas opciones de cómo contribuir a esa mitigación nacional dónde se incluyeron las energías renovables.

Entonces, debido a que afianza el cumplimiento de la contribución,  afianza el cumplimiento de un aumento en la participación de las energías renovables del país. Lo hace explícito en un artículo relacionado a medidas de mitigación al cambio climático donde menciona que el Estado diseña e implementa programas, proyectos y actividades para la mitigación, incluyendo el cambio de matriz energética a renovables.

¿Qué positivos positivos o negativos destacan de esta nueva Ley?

Como positivo hay que reafirmar que ya tenemos un marco jurídico especial para la mitigación de cambio climático. Los compromisos se hacen vinculantes en el sentido en el que las CNS se hacen vinculantes para las autoridades competentes, tienen que aportar en el cumplimiento y eso está expresado explícitamente en la Ley.

Tiene además muchos otros aspectos, como incluir el análisis climático en los nuevos proyectos de inversión. Es decir, cuando un nuevo proyecto quiera obtener sus certificaciones y permisos, deberá incluir la evaluación climática y no sólo de vulnerabilidad sino también de mitigación. Por lo tanto los nuevos proyectos tendrán que reportar cómo contribuyen a la sostenibilidad a la mitigación del cambio climático y eso te genera una nueva demandapor tener energía en nuevos proyectos.

Con respecto a aspectos negativos es muy pronto para evaluarlo, pero cuando salga el reglamento tendremos más detalles. Lo que está un poco suelto es la participación no estatal, es decir la participación de la ciudadanía y del sector privado. No está tan claro o bien definido como dialogará el sector estatal con el no estatal; hace una mención a la Ley de consulta previa pero que en realidad no es exactamente un mecanismo de participación del sector privado, además establece unos espacios como la Comisión de Cambio Climático y no está muy clara la participación del sector privado ahí tampoco.

¿Qué otros puntos deberán guardar especial atención en la reglamentación?

Lo anterior podría sumarse a esta respuesta porque se debería establecer una mayor participación del sector privado, porque la reducción de emisiones se van a lograr por las empresas, por lo que es necesario que se clarifique el mecanismo de participación.

Por otro lado, considero que va a ser necesario reglamentación adicional. No basta con esta Ley y con el reglamento de esta Ley, va a ser necesario dispositivos regulatorios a nivel sectorial y en distintos ámbitos como en electricidad y transporte.

Por ejemplo, para fomentar energías renovables no sólo podemos hacerlo a través de la generación centralizada sino también con Generación Distribuida y esto se está trabajando pero aún no ha salido esa reglamentación especial.

Al respecto del proyecto de Ley de Generación Distribuida y su reglamentación y luego del cambio de gobierno, ¿hubo algún tipo de retroceso o incertidumbre acerca de los avances de la Ley?

El detalle que tengo es que eso está en desarrollo y todavía no ha sido emitida. L o que te puedo decir al momento es que se ha pospuesto. La idea es que pueda salir este año, ya tiene bastante tiempo de retraso y eso quizás puedo mencionarlo como un punto negativo, puesto que no ha habido una prioridad en sacar su reglamento pronto.

¿Qué ocurre con el tema de financiamiento para el impulso de renovables partiendo de esta Ley por supuesto pero pensando en su reglamentación? ¿deberían salir fomentos o planes de financiamiento tanto para generación distribuida como para grandes empresas que decidan apostar a generación eléctrica renovable en el país y distintos municipios? 

La ley establece un capítulo de financiamiento climático que dice: «Los organismos públicos y privados de distintas naturaleza acreditados ante fondos climáticos pueden ser receptores de administradores de aportes públicos y privados designados para la implementación de medidas». En realidad esto es muy general, pero lo que está diciendo es que las instituciones pueden ser receptoras de fondos disponibles, lo está estableciendo pero no hay claridad en la forma y creo que el reglamento podría dar más luces hacia cómo facilitar y canalizar el financiamiento. Sabemos que existe un fondo verde del clima, hay algunas entidades receptoras que están tanto en Perú o están cercanas a Perú.

En tema de financiamiento además la Ley hace una priorización de financiamiento para zonas en situación de vulnerabilidad, y es un criterio que lo tiene en cuenta pero no es fácil de trazar o vincular al tema de energía, porque da un mandato al Ministerio de Ambiente y al Ministerio de Economía y Finanzas para asegurar un uso estratégico de esos fondos. A mi entender sería necesario rever detalles en el reglamento para tener algo más concreto.

Con este escenario se podrían acelerar convocatorias a subastas de energías renovables? La exministra se proclamó a favor de que se haga una este año, pero aún no hubo declaraciones del nuevo ministro, ¿cómo avanzaría este tema? 

El cumplimiento de la NDC debería dar un impulso para dar mayor ambición en lo previsto anteriormente. Las subastas todavía tienen motivación de alcanzar un 5% de energía no convencional en el país, pero yo y muchas personas coinciden conmigo creemos que hay potencial para mucha más participación.

Las subastas han sido exitosas hasta ahora porque han ayudado a implementar proyectos nuevos, en ese entonces como los proyectos eólicos y solares, ya cumplió su cometido en el sentido que en los últimos resultados han ofrecido precios bastante competitivos. Sin embargo, hay otras tecnologías que han sido dejadas un poco de lado y que tienen potencial. Esto nos lleva a pensar que lo que se hizo fomento con eólica y solar, se puede replicar con otras tecnologías como geotermia que ha sido relegada hasta el momento.

Volviendo a la Ley, creo que hay más potencial de más de un 5% y la ley debiera empujar esta generación. Esa capacidad nacional que traen nuevas tecnologías es enorme; en geotermia tenemos un potencial de 3000 MW en la zona sur del país. La Ley aún no es muy clara al decir cómo cumplir la NDC pero claramente las energías renovables a través de una matriz energética más limpia, nos da una pequeña ventana de margen para que se sigan haciendo las subastas.