Se han llevado a cabo tres subastas de energía eléctrica a largo plazo muy exitosas en México y, aunque la actual administración haya cancelado la cuarta convocatoria, hay que resaltar que otras alternativas que continúan siendo interesantes para los empresarios del sector renovable; entre ellas, los contratos entre privados.

“México es un país donde hay entre 2 y 3 GW solares al año. En este mercado hay posibilidad de nuevos proyectos renovables y sobre todo de cerrar PPA privados ”, consideró Alberto Cuter, director general para Latinoamérica de Jinko Solar.

¿Sobre qué puntos es necesario guardar especial atención para lograr el éxito de las subastas energéticas en la región? ¿Es el fin de las subastas en México? ¿Qué expectativas tiene Jinko Solar en este mercado? Son algunas de las preguntas que Gastón Fenés, periodista de este medio realizó al referente de la industria solar fotovoltaica en la región Latinoamericana.

“Yo creo mucho más en PPA privados que en la subasta. Las tres primeras convocatorias fueron muy importantes para desarrollar el mercado y la industria local, ahora eso está hecho, su tiempo está hecho. Ahora vamos avanzando con PPA privados y generación distribuida”, consideró Alberto Cuter.

Respecto a la generación distribuida, precisó que en lugares donde los subsidios tienen mucho protagonismo, el cliente no encuentra una ventaja económica competitiva para instalar un equipo propio. No obstante, su empresa sigue trabajando en alternativas de calidad y a precios competitivos. Para este rubro incluyen entre su oferta equipos que mejoran la performance del panel cuando hay sombra, además productos con un optimizador directamente en la caja de conexión.

Lea también “Jinko Solar cerró contratos para instalar paneles por 300 MW en parques solares de Argentina”

Mientras avanza la construcción de los proyectos adjudicados en ediciones anteriores el escenario pareciera abrirse para los privados, el Gobierno estaría trabajando en una Nueva Política Energética para el Bienestar de México. Ante esto, el empresario se mostró optimista respecto a la maduración del mercado y mantuvo perspectivas de inversión en parques solares a través de contratos entre privados.

“La última subasta que fue en 2017 en México, ha cumplido con una meta de dólares por MWh que era demasiado baja. US $21 por cada MWh. Esto también ponía al final un límite a los privados”, justificó el empresario.

“Desde fines de 2018 empezaron a cerrarse PPA privados en proyectos grandes de 300 y 350 MW. Así que, yo pienso que la época de las subastas en México ya se fue, ahora tenemos la época del PPA privado y para mí es mejor”, concluyó.