El pasado lunes 23, a las 12 del mediodía, autoridades de la Subsecretaría de Energías Renovables de la Nación y del PERMER celebraron la apertura de sobres únicos de la Licitación Pública Internacional (LPI) N°1, junto a representantes de las empresas competidoras –VER EN LÍNEA-.

En total se presentaron 10 licitantes. Nokero International L.T.D., que no presentó precio; IPL-GLP Consortium, que ofertó 19.810.254,87 dólares (cada oferta se realiza en base a un orden de compra por 20.000 kits); D. Light Design, que hizo una presentación por 16.458.000 dólares; Emprsepar Participacoes, por 42.380.000 dólares; APCA ‘DT Renewit’, por 19.819.740 dólares; China National Huachen Energy Grup, por 58.206.000 dólares; Coradir, por 33.159.507,37 dólares; Exo, por 20.395.190 dólares; New San- Gamma, por 24.129.788,62 dólares; y Dinatech, por 23.575.350 dólares.

Cada kit solar está conformado por un panel solar de 30 W, tres luminarias LEDs, una batería de 7 AH y dos linternas recargables. Además, el equipo tendrá incorporada una radio AM/FM y un cargador de teléfonos celulares.

La empresa adjudicataria se quedará con un ‘Contrato Marco de Usuario único’, es decir, será proveedora exclusiva para la cantidad de equipos que se requieran por un plazo de 3 años, con posibilidad de dos prórrogas por un año (5 años en total).

El PERMER ya cuenta con un número de demanda de kit solares por parte de las provincias, pero se supone que la cifra irá en aumento de acuerdo a futuras solicitudes. El horizonte de entrega de esta licitación es de abastecer a 120.000 hogares rurales sin acceso a la electricidad (de acuerdo al último censo del año 2010), como escenario ideal.

Lea también: «PERMER: se posterga dos semanas la entrega de ofertas para la Licitación Pública Internacional»

Esta modalidad de adjudicación de ofertas de ‘proveedor único’ es novedosa frente al esquema que se venía ejecutando, donde la licitación se estructuraba por provincias y por lote, con la posibilidad de que adjudique más de una empresa. Pero además es distinta a las viejas compulsas porque esta vez las instalaciones serán mucho más precarias, aunque se puede rescatar una ventaja: su entrega será más dinámica.

Es decir, en licitaciones anteriores se les proporcionaba a aquellos beneficiarios, que no contaban con conexión al tendido eléctrico, paneles fotovoltaicos con una potencia de 130 W o mayor, los cuales debían ser instalados, y con baterías de 150 AH.

Estas nuevas entregas se harán con paneles con potencia 4 veces menor y no requerirán de instalación, ya que son pequeños equipos portátiles. Lo rescatable es que el reparto se hará con mayor rapidez, dado que la colocación de los equipos antes podía tardar varios meses.

Durante el mes de mayo el PERMER estará notificando cuál será la empresa ganadora.