La multinacional minera dedicada a la extracción de oro, Minería Andina del Sol – compuesta en partes iguales por Barrick  Gold  y la empresa china Shandong Gold – está extrayendo recursos de la mina Veladero, ubicada en la Provincia de San Juan.

Un problema para la actividad en ese sitio siempre fue el costo de la energía eléctrica. Desde sus inicios que es alimentada con motores diésel a un valor rondante a 300 dólares por MWh, lo cual encarece su extracción.

Según fuentes del sector, esta cuestión estaría desalentando a la minera en continuar trabajos en el sitio una vez que se termine la concesión provincial, en unos 7 años.

Una solución de vieja data era comenzar a aprovechar la manifestación geotermal de Despoblados, ubicada a unos 7 km del emprendimiento minero Veladero.

Según estudios de pre-factibilidad técnica avanzada, se podría instalar una planta de 20 MW aprovechando las altas temperaturas provenientes de las fauces de la tierra, potencia suficiente para abastecer la actividad minera de Veladero.

Parte fundamental de aquella opción radicaba en el precio de contrato por la energía, que se había pactado por la casi la mitad del que actualmente la empresa minera paga por la tecnología diésel, ineficiente y contaminante. En concreto, unos 175 dólares por MWh.

Lea también: «Ministerio de Energía y Minería lanzará convocatoria para proyectos geotérmicos»

Esta posibilidad estuvo a punto de formalizarse en varias oportunidades, pero por diferentes cuestiones ligadas al financiamiento de la obra siempre hubo interrupciones.

Sin embargo, hoy día el asunto financiero se destrabó. La intención de inversión es clara pero ahora el problema aparece del lado de la demandante: Minería Andina del Sol manifestó a las empresas vinculadas al proyecto geotérmico que está en sus planes comenzar a comprar energía proveniente de Chile.

La multinacional minera está en negociaciones para que el proyecto sea abastecido a través de una línea de Alta Tensión de una capacidad máxima de 150 MW que atraviese la frontera a través de la subestación Punta Colorada, ubicada en la comuna de La Higuera, del lado chileno.

La idea está puesta no sólo en abastecer Veladero, sino futuros planes sobre el emprendimiento minero binacional Pascua-Lama. Lo cierto es que está posibilidad no es un hecho concreto aún pero está en tratativas con la parte chilena.

En efecto, las obras no han comenzado, pero la intención genera malestar en el sector de las energías renovables, sobre todo porque la fuente geotérmica de la zona Valle del Cura (yacimiento de 5 pozos geotérmicos por arriba de 20 MW cada uno, donde se ubica Despoblados) es capaz de producir los 120 MW de potencia necesaria para abastecer la actividad minera de toda la zona (Veladero y Pascua-Lama).

Si bien la energía geotérmica se torna más competitiva que la tecnología diésel, no sólo por ser más barata sino también porque es constante y amigable con el medioambiente, ésta no puede competir con la energía de red de Chile.

Por lo que pudo averiguar este medio, el Gobierno nacional no ha dado autorizaciones para que se importe energía desde Chile, aunque vale recordar que desde diciembre del año pasado, los ministros de Energía de Argentina y de Chile firmaron un acuerdo bilateral para profundizar el intercambio energético de electricidad y gas natural entre ambos países. No obstante, cualquier conexión debe ser autorizada de manera jurisdiccional, en este caso las autoridades de la provincia de San Juan.

Cabe destacar que el desarrollo de proyectos geotérmicos generarán puestos de empleo e ingresos para la Provincia en concepto de impuestos y cobro de regalía.