Le pido a este Congreso que apruebe lo antes posible los compromisos que asumimos en la última cumbre del cambio climático en París (COP 21), demostrando nuestra profunda convicción en defensa del medioambiente”, expresó el presidente Mauricio Macri durante su discurso en la inauguración de las sesiones ordinarias en el Congreso Nacional.

La solicitada tiene que ver con que Argentina, al igual que el resto de los países, requerirá la aprobación del poder legislativo del compromiso que la presidencia de la nación dejó sentado en Francia, durante la Conferencia de las Partes (COP) del año pasado. Se prevé que el parlamento ratifique sin mayores inconvenientes el acuerdo.

Como paso posterior, el próximo 22 de abril, Macri viajará a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York a una ceremonia donde se reunirán los mandatarios que asumieron responsabilidades frente al cambio climático y firmarán oficialmente el compromiso adoptado.

En diálogo con energiaestrategica.com, Ramiro Fernández, responsable de Cambio Climático de la Fundación Avina, señala que la intención del nuevo gobierno es reformular la Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés) que presentó el kirchnerismo en París y formular una superadora.

A saber, durante el año pasado funcionarios de la anterior gestión prepararon a puertas cerradas una INDC que fijaba la meta de reducción de CO2 a partir del 2020 hasta el 2030 del 15 por ciento y alcanzar el objetivo de un 30 por ciento siempre y cuando se obtuviese crédito internacional específico.

Se estima que el nuevo gobierno podría elevar el objetivo a entre un 20 y un 30 por ciento sin condicionantes externos.

Dentro del paquete de acciones que puede llevar a cabo Macri para alcanzar la meta, para Fernández será esencial la aplicación de la nueva Ley de Energías Renovables (N°27.191). Ésta prevé elevar al 8 por ciento la matriz energética argentina con energías renovables para el 2017 y un 20 por ciento para el 2025. Hoy las energías alternativas no llegan al 1 por ciento dentro de nuestra matriz. Se estima que la Ley sea aplicada durante el mes de marzo.

Otro de los puntos que destaca el especialista es el incentivo a políticas de eficiencia energética que contribuyan al no despilfarro de la energía.

El gobierno de Macri tendrá tiempo en modificar la INDC hasta el 2020 pero calculan que lo haga en 2018, instancia puesta por la ONU como de revisión global de las propuestas.