En 2017, el III Congreso Latinoamericano de Energía Eólica, que se realiza en Uruguay, se orientó desde luego a atender temas en agenda concernientes a la generación de energía a partir de vientos.

Uno de ellos fue la posibilidad de exportación de energía eólica del país oriental a la Argentina, a través de la empresa Ventus. Otro, la competitividad de ésta fuente de energía frente a los hidrocarburos.

Pero también se habló de la importancia que está cobrando la movilidad eléctrica, a través del desarrollo de baterías eficientes.

Este año, 2018, el IV Congreso Latinoamericano de Energía Eólica, llevado a cabo en Montevideo, también giró en torno a la industria eólica, ésta vez más orientada a la Operación y Mantenimiento de parques.

Pero también se abordaron otros, como la Generación Distribuida mediante energías renovables. Uruguay cuenta con un marco regulatorio desde el 2010 y tiene la intención de profundizar su política.

“Si seguimos con estos esquemas de que la generación es centralizada con grandes usinas, preocupados sólo en la transmisión, nos estamos perdiendo todo lo que se ha hablado aquí, en buena parte de los paneles”, declaró a Energía Estratégica Jorge Dosil, Jefe de Generación Eólica de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) y Presidente de la Asociación Uruguaya de Energía Eólica (AUdEE), organizadora del evento.

“Tuvimos paneles en los que se ha hablado de blockchain, una herramienta fundamental pero para que haya blockchain tiene que haber una regulación que lo permita, para que esta plataforma funcione”, sostuvo el dirigente, que además resaltó la necesidad de desarrollar tecnologías de redes inteligentes.

Lea también: «Uruguay, país referente en energías limpias, invita a congreso internacional»

Durante el primer día el evento contó con un panel latinoamericano, integrado con figuras de las renovables de Chile, Brasil, Argentina, Perú y México (ver programa). Por la tarde, se habló de la cadena de bloques de información blockchain y de movilidad eléctrica. También, de energía solar.

Al segundo día, se hizo mayor hincapié sobre la importancia del desarrollo de la generación distribuida y redes inteligentes. Antes, un repaso sobre mejoras en la tecnología eólica y cuestiones de operación y mantenimiento de parques.

“Es una de las mejores organizaciones que hemos realizado. Fue muy interesante y con preguntas muy atinadas, desarrollando conceptos orientados a futuro; aunque, como siempre digo, el futuro es hoy porque la dinámica de la evolución se ha tornado muy vertiginosa, porque el cambio climático está generando situaciones muy angustiantes y porque el gran desarrollo tecnológico que estamos vivenciando”, destacó el Jefe del segmento eólico de la UTE y titular de la AUdEE Dosil.

Además, el funcionario adelantó a Energía Estratégica que el próximo año se repetirá la experiencia.

Por su parte, Luis Olivera, gerente de Comunicaciones de Ventus, empresa nacida en Uruguay que hoy se ha expandido por diferentes países del mundo, la cual participó como Sponsor Oro del congreso y disertante, consideró: “este tipo de evento siempre es importante para saber en qué anda cada jugador del mercado de las renovables”.

“Particularmente este evento se ha posicionado entre los más importantes del continente, considerando sobre todo el grado de penetración que ha alcanzado Uruguay en los últimos 10 años, convirtiéndose en un espejo para el resto de la región”, opinó el directivo.