Paraguay afina el pliego de la licitación para adquirir 1000 MW en extra alta tensión

La potencia disponible se dividirá en tres bloques, el suministro será por cinco años y los interesados deberán construir la infraestructura eléctrica necesaria para el transporte y transformación de la energía.


La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) de Paraguay presentó el borrador del Pliego de Bases y Condiciones para interesados en adquirir energía eléctrica en extra alta tensión para uso final en el territorio nacional. 

El bloque de potencia disponible alcanza los 1000 MW, lo que representa prácticamente un cuarto de la demanda máxima máxima atendida por el sistema eléctrico paraguayo, según informaron desde el organismo. 

Mientras que los puntos de entrega serán en las barras de las subestaciones Ayolas e Yguazú, ambas de 500 kV. Aunque cabe mencionar que la segunda de ella está siendo construida y que se espera esté lista en las próximas semanas. 

El lote de la SE Ayolas será de hasta 400 MW que podría estar disponible desde enero del año próximo; en tanto que la subestación Yguazú se dividirá en dos lotes de 300 MW cada uno (utilizables a partir de abril 2023), totalizando así los 1000 MW disponibles a licitar. 

Y durante la audiencia pública en la que se presentó el borrador del pliego, las autoridades de ANDE detallaron que el plazo de venta del suministro será a partir del año 2023 y finalizará el 31 de diciembre de 2028, sin posibilidad de prórroga. 

¿Cuándo se publicará el pliego definitivo? Entre septiembre y octubre del corriente año, lo que oficialmente iniciará el proceso de licitación pública internacional. Aunque, el tiempo también dependerá de la cantidad de las consultas o sugerencias que se les deba responder a los usuarios interesados. 

Asimismo, Francisco Escudero Scavone, jefe de la División de Estudios Energéticos de Administración Nacional de Electricidad, mencionó que la estructura tarifaria aún se encuentra en estudio, pero se considera una tarifa binomial diferencial en dólares. 

“Eso significa que tendríamos conceptos de potencia y energía contratada en punta de carga, como así también capacidad y energía en períodos fuera de punta de carga y los correspondientes excesos”, explicó. 

Además, ANDE también prevé que el usuario que desee acceder a dicha capacidad, deberá hacerse cargo de la infraestructura eléctrica necesaria para el transporte y transformación de la energía. Es decir, modificar o ampliar la red de ANDE desde las subestaciones ya existentes hasta las del propio usuario. 

A su vez, aquellos adjudicatarios, deberán presentar una garantía bancaria por el 5% del valor anual del contrato y con validez hasta el 31 de diciembre del año previo al año de inicio de suministro de energía. 

Y cabe recordar que a principios de año, ANDE informó que el 100% de la energía eléctrica que genera es «limpia y renovable» tras la  inauguración de las obras de electrificación de la localidad de Bahía Negra, con energía generada por centrales hidroeléctricas de Paraguay, la cual posee una capacidad de producción de aproximadamente 60.000 GWh/año.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019