En el marco de un fuerte baja internacional del precio del barril de crudo, Vanesa Revelli, directora en Latinoamérica y el Caribe de la compañía alemana ABO Wind, cuenta a Energía Estratégica que más allá de la competitividad que presentan actualmente los combustibles fósiles frente a las energías renovables, estas últimas continuarán desarrollándose por otros intereses concretos, como el del cuidado medioambiental.

Lo que estamos viendo es que las empresas no buscan sustituir, sino complementar”, señala y da como ejemplo dos proyectos eólicos de 100 MW que se están llevando a cabo nada más y nada menos que en Añelo, el pueblo más cercano a los yacimientos petrolíferos de Vaca Muerta. “Lo que nos está pasando es que las petroleras que trabajan en Vaca Muerta se están acercando a nosotros para complementar con energía eólica el consumo de ese pueblo que viene en crecimiento de forma sideral”, expresa la directiva.

Así mismo, enumera diferentes aspiraciones vinculadas al desarrollo de la energía eólica que la compañía con 9 años de trayectoria en Argentina y 19 en Alemania tiene en carpeta en nuestro país.Tenemos un portfolio de más de 1000 MW de potencia en distintas provincias argentinas, indica y grafica sobre la capacidad: “Con 2 MW se pueden alimentar 1400 hogares tipo”.

Sumados a los proyectos ya anunciados por este medio, como el de General Acha, La Pampa, donde se está montando el parque eólico ‘La Banderita’ que contempla la instalación de 50 MW de potencia, y ‘El Mangrullo’, ubicado en la zona del Chocón, en Neuquén, que en el corto plazo contará con 12 MW eólicos instalados, como concreción de una primera etapa que busca finalizar en los 100 MW de potencia; próximamente la empresa teutona no sólo piensa en los mencionados parques ‘Los Añelos’, donde ABO Wind ya está dialogando con petroleras intencionadas en cooperar con las propuestas, sino también en Mayor Buratovich, Bahía Blanca, pretendiendo montar aerogeneradores que produzcan 50 MW.

Revelli cuenta que en este último proyecto se está dialogando con 2 empresas para cerrar el negocio, pero que aún se encuentran en etapas de análisis de autorizaciones, vientos y otras cuestiones vinculadas para certificar su viabilidad.