Según informó el propio Ministerio de Minas y Energía, en estos momentos la cartera que preside María Fernanda Suárez está trabajando sobre un marco regulatorio para incentivar la medición inteligente en Colombia.

Desde el Gobierno confían que para finales del 2020 tengan listo y publicado una resolución del proyecto.

“Al cierre de 2019, cerca de 343.000 usuarios ya contaban con equipos de medición inteligente instalados en sus hogares”, precisan fuentes del Ministerio.

Con esta medida, el objetivo de la gestión de Iván Duque es finalizar su mandato (mediados del 2022) con 5,2 millones de usuarios con esta tecnología instalada.

Los medidores inteligentes generan un círculo virtuoso en el sistema eléctrico. Quizá el aspecto más importante que ofrecen estos contabilizadores sofisticados sea el rol activo que les permite a los usuarios frente al mercado eléctrico, abriéndoles una puerta para que interactúen con la red a través de fuentes de energías renovables, lo que comúnmente se denomina Generación Distribuida.

Pero, por otro lado, también posibilita a los hogares y empresas un control estricto de sus consumos, permitiendo optimizar gastos y generar ahorros, conocer el consumo histórico, tener mayor precisión de los cobros efectuados.

También facilita a los operadores de red brindar una mejor calidad del servicio, permitiendo mayor agilidad al momento de efectuar un corte de suministro, por ejemplo.

Más energía eléctrica

Por otra parte, el Ministerio de Minas y Energía adelantó que para el 2022 buscará garantizar el servicio eléctrico a 100.000 hogares que hoy no están conectados a la red.

“Desde agosto de 2018 más de 33.000 usuarios han recibido, por primera vez, energía eléctrica”, señalan desde el Gobierno. Cabe destacar que en varios casos la energía llegó a los hogares por medio de soluciones solares fotovoltaicas.