Para fines del mes de mayo la provincia de San Luís tendrá listo un Mapa de Ordenamiento Territorial disponible en la web del Ministerio de Medio Ambiente . La herramienta de geo-referencia digital que ya cuenta con las 421 capas de información de catastro rural, suelo, precipitaciones, temperatura, hidrología y otros 15 puntos clave, permitirá evaluar, entre otros datos, el promedio anual de la velocidad de viento, en por lo menos tres alturas; el promedio anual de la densidad de potencia; la variación mensual de la velocidad del viento; radiación solar; y temperatura media.

Estamos hablando de un programa bastante completo que da un pantallazo general de las potenciales generaciones de energías renovables, pero además también del resto de los elementos para poder estimular las industrias, como redes eléctricas por ejemplo”, cuenta en diálogo con Energía Estratégica el ingeniero Corrado Comastri, Jefe del Subprograma del Mapa de Ordenamiento Territorial, dependiente del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas cuyano.

Las resoluciones de los mapas serán de 3km. a 5km. para el mapa solar y de 500m. a 1000m. para el mapa eólico. Permitirán su actualización con mayor resolución, para alcanzar mapas de hasta 100m de resolución en los lugares en que los datos medidos así lo permitan.

La provincia ya viene tomando medidas, a partir de fondos puramente públicos, con la idea de fomentar el emprendimiento privado en materia de energías alterativas, como es el caso de un parque solar de 10 mW que piensa construir la provincia”, adelanta el funcionario.

En el mismo sentido, Paula Kraliczek, responsable de prensa del Ministerio de Medio Ambiente de San Luis, contempla que su provincia viene trabajando fuertemente en el incentivo de las energías renovables y agrega que “todas estas cuestiones de fomento al cambio en materias energéticas es Ley acá –por San Luís-, lo que permite garantizar una seguridad jurídica necesaria para el inversor”. “Hay inversiones y hay empresas de San Luís que han diversificado su producción para dedicarse a las energías renovables”, concluye.

Si bien el presupuesto oficial es para el software público fue de 825.240 pesos, el monto de contrato cerró en 906.113,37 pesos, que fue la oferta de la empresa Alfa y Omega Ingeniería y Construcciones adjudicataria del proyecto.