Tal como adelantó Energía Estratégica, funcionarios del Ministerio de Producción, la Secretaría de Energía de la Nación y la Aduana están trabajando para unificar una interpretación del Decreto 864/18, publicado el 27 de septiembre pasado.

Allí, el Gobierno estableció que la posición arancelaria de los módulos solares, la 8541.40.32.900D, pasa a tener arancel 0, en lugar del 12 por ciento que se establecía hasta el momento.

La iniciativa fue adoptada con el fin de bajar los precios de la tecnología solar fotovoltaica, sobre todo teniendo en cuenta que próximamente se reglamentará la Ley N°27.424, de generación distribuida mediante energías renovables. Sin embargo, la medida que no fue bien recibida por la industria nacional.

No obstante, desde que se publicó el decreto, comenzó a regir en el sistema María de la Aduana una alerta sobre la posición arancelaria de los módulos solares que posean diodos incorporados que fijaba aranceles para este producto del 18 por ciento. Es decir, valores más altos con los que se sabían importar.

Funcionarios del Ministerio de Producción han señalado a los empresarios proveedores de módulos fotovoltaicos que se trata de una falta de coordinación de criterios, el cual será corregido próximamente. Es decir, el sistema será modificado en la Aduana y los módulos fotovoltaicos con diodo serán importados con arancel 0 por ciento, sin otras interpretaciones.

Lea también: «Efecto contrario: empresarios advierten que una medida de gobierno termina aumentando aranceles a la importación de paneles fotovoltaicos»

El asunto del diodo

Desde la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) explican que la diferenciación entre módulo solar fotovoltaico y generador eléctrico solar en base a tener o no tener diodos, carece de sentido técnico, comercial y económico.

Este argumento viene de un mercado solo de módulos de 12 V de tensión con cajas borneras abiertas para poder hacer conexiones series y/o paralelo donde los diodos eran accesorios externos removibles.

«En la actualidad la mayoría de los módulos vienen con borneras selladas donde los diodos son elementos constitutivos del módulo y no se pueden remover. En el mercado fotovoltaico internacional es bajísima la oferta de módulos solares fotovoltaicos sin diodos incorporados (esto obliga a introducirlos en forma externa en obra perdiendo la garantía de fabrica de los paneles)», señalan desde la CADER.

Y completan: “se utilizan para evitar puntos calientes que conspiran con su eficiencia y seguridad». «Un panel funcionando sin diodos se transforma en una carga ante cualquier efecto provocado por una sombra parcial o suciedad, generando que haya flujo de corriente inversa con el riesgo de que se produzca un corto o peor aún, incendio”, advierten desde la entidad.

Explican que los diodos son componentes electrónicos de precio insignificante en comparación con el del panel, que permiten el flujo de corriente en una única dirección.

En los sistemas fotovoltaicos generalmente se utilizan de dos formas: como diodos de bloqueo (impiden que se descargue la batería en ausencia de luz solar) y como diodos de bypass (protegen individualmente cada panel de posibles daños ocasionados por sombras parciales).

«Esto no transforma a un módulo solar fotovoltaico en un generador eléctrico solar, para esto hace falta incorporar electrónica de control externa», cierran desde CADER.