En marzo de este año ingresó a Mesa de Entradas de la Cámara de Senadores el Proyecto de Ley sobre Aprovechamiento de la Energía Solar Térmica de Baja y Media Temperatura –ver en línea-, bajo el número de expediente 540/18.

El sector se llenó de expectativas con esta propuesta. Ya había sido presentada en el 2017, y si bien no avanzó, sirvió para obtener apoyos del Ministerio de Energía de la Nación, que realizó sugerencias concretas -y fueron incluidas-, y del presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la cámara alta, Guillermo Pereyra, que inclusive suscribió como co-autor del proyecto.

Luego de ese esfuerzo, el 2018 parecía ser el año donde la Ley iba a tener impulso deseado; sin embargo, ahora se habla de que se perderá otro año. “Es casi imposible” que se trate y obtenga media sanción este año, dijo a Energía Estratégica una fuente muy cercana a Pamela Verasay, senadora que promueve la iniciativa.

Explica que a principios de año, la agenda de la cámara alta estuvo centrada en los conflictos por los aumentos tarifarios de luz y gas, luego por el debate de la interrupción legal del embarazo y ahora fuertemente en los escándalos de los cuadernos y la jugada política para desaforar a la ex presidenta Cristina Fernandez.

Lea también: «Con cambios consensuados, se aprobaría ley de energía solar térmica en 2018»

Los industriales aglutinados en la Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica (CAFEEST) lamentan que no pueda avanzar el proyecto, que entre otras cosas fija líneas de crédito para la fabricación nacional de tecnología solar térmica y para incentivar su consumo en la ciudadanía, en reemplazo de gas natural.

En la materia, la Argentina está muy atrás que los países de la región. Desde el año 2008 que Chile cuenta con la Ley de promoción N°20.365. Otro caso es Uruguay que desde el 2012 propuso subsidio para los primeros 2.000 clientes que instalaran un sistema de colectores.

En el país existen algunas iniciativas, como la de la Provincia de Santa Fe (Un Sol para tu Techo) y la de Salta (Sol en Casa), que son las únicas dos jurisdicciones con un programa de promoción estable.