En una entrevista audiovisual, desarrollada en el marco del evento “Energyear”, en Medellín los días 29 y 30 de mayo, Oriol Brunet analizó las condiciones de inversión de la subasta que se concretará en octubre próximo.

Respecto a la primera edición, que finalmente quedó desierta, el ejecutivo consideró que fue un paso que dejó una experiencia positiva. “Está bien que se haya paralizado y que se haya abierto un proceso de reflexión”, valoró.

¿Cómo evalúa la división por bloques horarios que plantea el pliego? Sobre este punto, expresó: “Chile ha subastado con franjas horarias y tiene un montón de gigavatios instalados”.

Como sugerencia, planteó analizar la posibilidad de aplicar un régimen más dividido: “podrían ser 5 franjas horarias para ajustarse a la curva solar pero no es un tema que vaya a impedir el desarrollo exitoso de la subasta”.

Por las particularidades del sistema energético en Colombia, Brunet puso el acento en un aspecto: “hay que incentivar a la demanda”. Es el foco que dejó en su paso por el ciclo de entrevistas audivisuales “Protagonistas”, organizado por Energía Estratégica para profundizar sobre el mercado de las energías limpias en Latinoamérica.

¿Qué expectativas tiene Ingeteam? Brunet sigue siendo optimista: “Estamos en conversaciones con desarrolladores con portfolios bien armados que se van a presentar a la subasta”.

¿Qué tecnología se verá beneficiada? El empresario se animó a dar una visión previo al certamen: “Si uno mira el recurso, la distribución del solar es más amplia. Hay una granularidad que no existe en el eólico. Creo que solar se va a llevar un porcentaje más alto”.