En el marco de un conversatorio sobre Recursos Energéticos en República Dominicana, empresarios señalaron cómo podrían dinamizarse las inversiones en el sector energético y resolver problemáticas latentes en la isla.

Durante un panel destinado a debatir el rumbo hacia la implementación de energía limpia en República Dominicana, Yomayra Martinó Soto, consultora sobre temas de energía, sostenibilidad y cambio climático, consultó acerca de las posibilidades de apalancar a las energías renovables en el país.

Carlos Grullón, presidente de la Asociación para el Fomento de las Energías Renovables (ASOFER) advirtió el gran rol que tendrán las alianzas público-privadas para resolver temas de redes de transmisión eléctrica y generación renovable.

“Van a venir a jugar un papel fundamental en lo que viene, en el porvenir de esas instalaciones”, declaró Grullón.

La falta de capacidad en las redes de transmisión eléctrica sería un problema que el titular de ASOFER identificó como plausible de concretarse en el corto plazo solo con un apoyo entre el gobierno y empresas eléctricas particulares.

“Hay algunos temas ahora mismo que resolver en la parte de limitación a parques solares en el sur por un tema de red”, señaló.

En lo referente a gran y pequeña escala, Grullón sumó un elemento importante para resolver problemáticas de suministro energético ante crisis climáticas: el almacenamiento.

“Como Isla debemos buscar nuestra seguridad energética. Aquí, gracias a Dios que no ha pasado ningún huracán en los últimos años; hemos sido bendecido en ese sentido, pero también debemos vernos en el mismo espejo que Puerto Rico y otros países donde han arrasado huracanes”, indicó.

Y propuso: “Desde el Estado y desde el sector privado debemos buscar iniciativas que propicien la instalación masiva de almacenamiento a gran escala y pequeña escala con tecnología de litio”.

George Nader, CEO de Dominican Energy Crops, sugirió esa alternativa para el desarrollo de bioenergías para atender a la seguridad energética con alternativas limpias de generación.

“Nosotros hemos propuesto al gobierno públicamente a través de la Cámara Forestal crear un círculo virtuoso con bioenergías”.

Un ejemplo de esto fue su propuesta para que Punta Catalina, tras estudios de prefactividad técnica, ambiental y económica, convierta parte de su capacidad de generación a biomasa forestal.

Y agregó: “Como inversionistas lo que nosotros buscamos siempre es seguridad y confiabilidad. Si es a través de una alianza público privada para producir combustibles en República Dominicana pues lo hacemos por ahí”.

“Imagínate un fideicomiso forestal de inversión forestal, como sucede en Estados Unidos, en Argentina, en Uruguay, en Perú, en Chile, ¿porque aquí no? ¿Porqué no los fondos de pensiones pudieran invertir a través de ahí e introducir energías República Dominicana y crear todos esos empleos y crear desarrollo”.

Por otro lado, en lo que respecta a pequeña escala, Karina Chez, Managing Partner en KAYA Energy Group, Chairwoman en The Chez Group, valoró como “urgente y necesario” eliminar la barrera del 15% en los circuitos para instalaciones sin requerimiento de estudios complementarios.

“Debe de haber una legislación que lo permita”, subrayó.

De allí, reforzó la idea de trabajar coordinadamente entre el sector público y privado para desarrollar permisología que permita acelerar la adopción de estas fuentes de generación porque la demanda existe y va en crecimiento.

“Si hay una capa de un 15% en un circuito, pero está la disposición, está la habilidad, está el financiamiento, está la coherencia y está la disposición global, entonces debe haber esa permisología (…) ya tenemos estudios que lo avalan”, aseguró la referente empresaria.