La intención del Ministerio de Agroindustria a cargo del Ing. Agr. Leonardo Sarquís estaría dirigida a impulsar proyectos de bioenergías para solucionar problemáticas ambientales a la vez de responder a la demanda energética de sectores productivos rurales. De acuerdo a su plan de fomento, aquello tendría también como motivación lograr mayor valor en origen y generar más puestos de trabajo locales.

De allí, en el marco del Foro GreenAR, organizado por la Cámara de Industria y Comercio Argentina Alemana (AHK), el Lic. Nicolás García Romero, director provincial de Bioeconomía y Desarrollo Rural de provincia de Buenos Aires, y Santiago Tiphaine, director de Sustentabilidad, compartieron las perspectivas de desarrollo que identifican desde el Ministerio de Agroindustria para emprendimientos basados en la gestión integral de los residuos orgánicos agropecuarios y explicaron cuál será su aporte desde el Gobierno. 

“Desde la provincia nos comprometemos a acompañar a todos los que quieren desarrollar proyectos de bioenergías y a colaborar con aquellos productores o grupos inversores que quieran participar en el programa RenovAr o proyectan incorporarse al mercado próximamente a través de generación distribuida”, afirmó Santiago Tiphaine. 

Este acompañamiento se traduciría en una asesoría técnica o intermediación con los productores para que empresarios puedan desarrollar este tipo de proyectos en la provincia. 

“Otro tema que creemos fundamental tratar es que hoy las cooperativas de Buenos Aires tienen, por su propia reglamentación, la posibilidad de ser generadoras de energía y de fijar sus propias tarifas en función a la energía que ellas producen; pero, si podrían contratar más potencia a un productor asociado a su linea, se podría generar más localmente, abriendo una gran oportunidad de desarrollo para el biogás”, desarrolló el Lic. Nicolás García Romero.

A través de la Dirección de Bioeconomía y Desarrollo Rural de la provincia, además abrieron la posibilidad de poder oficiar como canal de comunicación con el Banco Provincia para que empresas puedan aspirar a aplicar al crédito vigente con una tasa al 27% y que, hasta la fecha, contempla un año de gracia.

Lea también: El Banco Nación evalúa lanzar líneas de crédito para bioenergías, generación renovable distribuida y proveedores locales

En el panel “Desarrollo del Sector de Bioenergías en Argentina” llevado a cabo el día 30 de octubre, el Lic. García Romero además compartió una serie de mapas de Buenos Aires desarrollados por su equipo, que reflejan la disponibilidad de la biomasa en el territorio provincial. 

Aquellos se realizaron en base a datos de las habilitaciones realizadas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). Se trataron de 12.300 establecimientos relevados (9200 porcinos, 2100 tambos, 700 feedlots, 300 avícolas) que, tras un exhaustivo análisis del equipo de Bioeconomía, significaron los primeros aportes que señalaron cantidad de producción agrícola Tn/año y el número de animales que incluyen esas producciones. 

A raíz de esto, se identificó que el potencial de residuos obtenidos en las producciones animales en la provincia ronda los 93 MW y aproximadamente el 55% está concentrado en pequeños y medianos productores rurales que no superan los 100 kW de potencia cada uno. Con lo cual, la estrategia apuntaría también a vincular a productores con empresarios e inversores para fomentar el desarrollo local de tecnología local de un modo gradual. 

Para aquellos interesados que soliciten mayor información se realizó una cuantificación desde el estimativo de producción, que está segmentada además por su capacidad: hasta 25 kW, de 25kW a 100 kW, de 100 a 300 kW, de 300 a 500 kW y de 500 kW en adelante. Además, se puede consultar al ministerio cuáles son los distintos productores que tienen los sustratos requeridos en cada localidad del territorio provincial.

Lea también “Buenos Aires impulsa la construcción de biodigestores de baja escala para su aplicación en escuelas agrotécnicas”

Por otro lado, el ámbito educativo fue otro enfoque que desde Bioeconomía y Sustentabilidad vienen trabajando para el desarrollo de esta tecnología. De allí, el programa “Biodigestores rurales” contempló visitas a Escuelas agrotécnicas a donde se fabricaron 9 biodigestores, hasta la fecha.

De acuerdo a las declaraciones de autoridades del ministerio, la respuesta fue muy satisfactoria en este programa y logró un impacto positivo en las comunidades donde se presentó, generando un importante interés económico en el aprovechamiento del biogás en remplazo del gas licuado. 

“Para el caso del GLP, el valor de la garrafa social es de $21 el kg. Mientras que, el biogás nos está arrojando un costo aproximado de $17 el kg. Con lo cual, el biogás estaría en un valor más bajo”, detalló el director de Sustentabilidad, Santiago Tiphaine. 

Aquellas cifras se calcularon tomando como referencia tecnologías como las desarrolladas en Alemania, que podrían ser aplicadas a proyectos con una inversión importante. Si esto es llevado a desarrollos locales, un prototipo de biodigestor que está en el orden de los $10.000 a pesar de su corta durabilidad, ofrecería ventajas económicas.

“Los prototipos que nosotros desarrollamos tienen un estimativo de producción de dos garrafas al mes. Con lo cual, el recupero de la inversión sería en 8 meses. Sabemos que estamos hablando de una tecnología con una vida útil muy corta, de 3 a 4 años, no son tecnologías para marcar un desarrollo tecnológico, pero tendrían su utilidad para reflejar otras oportunidades de desarrollo a un costo bajo de inversión”, explicó Santiago Tiphaine.

A modo de fijar nuevos objetivos a cumplir, desde la Dirección de Bioeconomía y Desarrollo Rural anunciaron que organizarán un Workshop en el mes de diciembre para definir su agenda de trabajo 2019 de acuerdo a las prioridades del sector. 

“La agenda determinará a dónde necesitamos ir. Eso implicará mejorar una ley o generar el financiamiento que hoy no se consigue, entre otras cosas”, concluyó el Lic. García Romero.

La convocatoria, que sería pública, estará abierta a la participación de productores, empresarios e inversores argentinos y extranjeros. En noviembre se daría a conocer la fecha y programa de la jornada.